Mitología Nórdica


La mitología nórdica es el conjunto las creencias y leyendas de la religión de los pueblos escandinavos y germanos septentrionales. Esta es una vertiente de la antigua mitología germana, la cual es asimismo raíz de la mitología anglosajona. Los pueblos nórdicos de etnia urálica (estonios, fineses y lapones), y báltica (letones), no están comprendidos dentro de la misma dado que poseían una mitología propia

La mitología nórdica no se trata de una religión revelada ya que no existe una verdad entregada por parte de seres divinos a los mortales, y tampoco hay libro sagrado. Desde sus inicios hasta el siglo IX, la misma se transmitió de forma oral a manera de una larga e irregular poesía, por lo que hay pocas certezas en cuanto a fechas y lugares. La tradición indica que sus raíces devienen de la Isla Sagrada del Norte, en Thulé, ubicada en lo que hoy se conoce como Círculo Polar Ártico.

Los nueve mundos de la mitología nórdica. Imagen: Pinterest

Cerca del siglo X algunos monjes irlandeses se trasladaron a Islandia y tomaron contacto con las gentes de allí, los vikingos. A partir de ese momento comienzan a recopilar algunos de sus poemas paganos dejando registros escritos de los mismos. Así pues, casi todo el material que existe actualmente sobre la Mitología Nórdica proviene de Islandia.

Los vikingos toman protagonismo durante los años 793 y 1066, conformándose desde distintas zonas de Escandinavia, principalmente suecos, noruegos y daneses. Eran un pueblo de navegantes que abrieron rutas comerciales y colonizaron tierras inexploradas. Entre ellos destaca Erik el Rojo, quien llegó a “América” 500 años antes que Cristóbal Colón.

Los Eddas

La principal fuente de conocimiento que tenemos de esta mitología son las Eddas, textos mitológicos, religiosos, heroicos y poéticos. Los poemas mitológicos más informativos de la Edda en verso pueden atribuirse al siglo IX, mientras tanto la Edda en prosa o Edda Menor, como la Historia Danesa, se compusieron en el 1200, es decir unos 200 años de pues de la introducción del cristianismo en Islandia.

Tapa de un manuscrito islandés del s. XVII de la Edda prosaica, mostrando a Odin y otras figuras de la mitología nórdica. Imagen: wikipedia

La Edda Menor, es obra de Snorri Sturlusson, famoso islandés que vivió entre 1179 y 1241, tal como lo acredita la nota añadida en la copia del manuscrito, en el Uppsálabók, escrita medio siglo después de la muerte de Snorri, que dice: “Este libro se llama Edda y fue compuesto por Snorri Sturlusson”.

Voluspá

El poema más famoso y quizás el más magnífico de las Eddas es el Voluspá, o Profecía de la Vidente, en la cual se narra el interrogatorio de Odín a una bruja muerta a la que resucita y quien le habla del pasado, de cuando se creo el mundo, del primer hombre, de la primera mujer, del fresno Yggdrasill, de la guerra entre los dioses y los Vanir.

Pasa luego a tratar del destino de los dioses (Ragnarok), profetizando el fin de los dioses y la destrucción, por el fuego e inundación del cielo y de la tierra, detallando que surgirá un nuevo universo con muchos hombres y mujeres y con dioses nuevos y viejos.

La palabra Ragnarök consta de dos partes: ragna es el plural genitivo de regin, ‘dioses’ o ‘poderes gobernantes’, mientras que rök significa ‘destino’. Etimológicamente tanto regin/ragna como rök derivan de la misma raíz proto-indoeuropea *rak o *reĝ- (‘llevar hacia adelante, poner en su lugar, gobernar’). En el caso de rök, la raíz *reĝ- se vuelve *reig-, ‘estirar la mano’ o ‘asir una oportunidad’, de allí el sentido del ‘alcance (máximo)’ o ‘destino final’.

La evidencia indica que el poema fue escrito en Islandia, y dicho lugar no fue habitado hasta después del 874, por lo que se estima que el Völuspá pudo haber sido compuesto cerca del 950.

A continuación unos fragmentos del Völuspá:

(1) ¡Oíd! pido a todas las estirpes divinas, grandes y pequeños, hijos de Heimdall; me pides, oh Valfödr, que te refiera las más viejas historias que yo pueda recordar. (2) Recuerdo a los trols [gigantes], los primeros nacidos, que en un tiempo lejano me dieron la vida; nuevo mundos recuerdo y nueve ramas, y el gran árbol del mundo, aún bajo tierra.

(3) Fue en los primeros tiempos cuando Ymir vivió; no había ni arena ni mar, ni las frías olas, tierra no había, ni el alto cielo, sólo el vacío abismo, tampoco había hierba. (4) Mas los hijos de Bur formaron la tierra, aquellos que crearon el famoso Midgard; brilló el sol desde el sur sobre el palacio, y surgió en la tierra la verde hierba.

(6) Se reunieron los dioses, todos, en asamblea, y tomaron consejo los sagrados dioses; la luna llena y la nueva ellos designaron, nombraron la mañana, también el mediodía, la tarde y la noche, para contar los años.

(7) Se encontraron los dioses en los campos de Ídi, ellos construyeron grandes templos, y altares, hicieron las fraguas, forjaron las joyas, fraguaron tenazas, hicieron herramientas.


Es interesante encontrar similitudes entre este texto cosmogónico y muchos otros de todo el mundo respecto de: el abismo antes de la creación; el caos primigenio; los gigantes; la asamblea de dioses; la creación mediante la “palabra”; la aparición de la luz; los astros; los dioses que transmitieron el conocimiento (ciencias y artes).

Ver publicación: La Creación del Universo y el Hombre

(17) Hasta que al mundo llegaron tres de la hueste divina, propicios, potentes, y en la tierra hallaron, carentes de fuerza, a Ask y Embla, aún sin destino. (18) Vida no tenían, no poseían juicio, ni sangre ni voz, ni color de vida; vida les dio Odín, juicio les dio Haenir [aka Vili, hermano de Odín, le dio emociones e inteligencia a la humanidad], sangre les dio Lódur [aka Ve, hermano de Odín, le dio el poder de hablar y el de los sentidos externos a la humanidad], y color de vida.

Este caso de los primeros humanos “defectuosos” es similar al relato de la creación maya: De la tierra hicieron la carne. Vieron que aquello no estaba bien, la cabeza no se movía; el rostro quedábase vuelto a un solo lado; la vista estaba velada; no podían mirar detrás de ellos; al principio hablaron, pero sin sensatez. En seguida, aquello se licuó, no se sostuvo en pie.

(50) Hrym llega del este llevando su escudo, se encrespa Jörmungard con furor de trol, la sierpe azota el mar, el águila gañe, desgarra los muertos, se suelta Naglfar. (56) Ahora llega el famoso hijo de Hlódyn, va el hijo de Odín a luchar con la serpiente, la mata rabioso el guardián del Midgard… (66) Llegará volando el oscuro dragón, la sierpe brillante, desde Nídafjöll; llevará en sus plumas los muertos a Nidhögg. Allí se hundirá.

Infaltable la mención de la “serpiente” (dragón/sierpe) en todo relato cosmogónico.

Ver publicación: La Serpiente Ancestral

(57) El sol se oscurece, se hunde la tierra en el mar, se agitan del cielo las brillantes estrellas; surge vapor furioso, el fuego se alza, y llega el calor hasta el mismo cielo. (59) Pero ve surgir por segunda vez la tierra del mar, para siempre verde; caen cascadas, se remonta el águila que en las montañas cazará los peces.

Otra mención ineludible de todo relato de la creación: el diluvio, que arrasa con casi todo para que luego resurja la vida.

Ver publicación: El Diluvio

Jörmundgander

En la mitología nórdica, Jörmundgander también llamada la “Serpiente de Midgard” (Midgårdsormen en sueco y danés moderno), es una gigantesca serpiente que ronda Midgard hasta el día del Ragnarök.

Es un monstruo masculino. Tiene al dios Loki como padre y a la gigante Angrboda como madre, y cuando los Æsir se enteraron de este ser maligno engendrado por tan terribles padres, y vieron con su don de la adivinación las cosas terribles que haría, decidieron encargarse del monstruo. Odín lo lanzó al mar que rodea Midgard, donde quedará atrapado hasta el Ragnarök, el día de la destrucción total. 

Thor luchando contra la serpiente marina, Henry Fuseli, 1788. Imagen: wikipedia

Jormundgander creció tanto que mordiéndose la cola podría abrazar toda la Tierra. Se le conoce también por ello en los idiomas escandinavos como “jordens band“, esto es, “cinta del mundo”. El nombre aparece con varias grafías alternativas en la literatura nórdica: Jormagund, Jormugand, Jormangund, Jormungandr, Jǫrmungandr, y Jörmungandr. 

Ver publicación: Símbolos con Serpientes-Uróboros

El objeto normalmente asociado a gandr es pues una vara. Es el nombre usado a veces para describir el bastón o lanza de Odín; la raíz forma la primera parte de nombres propios conocidos como Gandalv, nombre que Tolkien tomaría prestado para su Gandalf. En consecuencia, jormungandr significa literalmente “el gran bastón“, en el sentido de un objeto mágico muy grande y poderoso.

La etimología del nombre en nórdico antiguo es la siguiente: (1) jörmun (relacionada al sajón antiguo “Irmin”, proto-germánico *ermunaz) que significa “grande, exaltado, enorme, importante”. Esta raíz se encuentra en numerosos nombres propios (p. ej., Ermengarde, Arminius); (2) gandr o ganðr (relacionada al inglés “wand”, bastón o vara flexible, y a “to wind”, torcer o doblar, proto-germánico *gandaz or *wandaz) es un nombre poético masculino que describe un objeto mágicamente poderoso o un ser imbuido con ese poder.​

Los Æsir y Vanir

Los Æsir (singular áss, femenino ásynja, femenino plural ásynjur, en anglosajón Ós, en protogermánico Ansuz) son los principales dioses del panteón nórdico. Odín es su jefe y se los menciona genéricamente como guðin, «dios».

Odín sobre su caballo, Sleipnir. Ilustración de un manuscrito islandés del siglo XVIII. Imagen: wikipedia

Las principales figuras a las que se rendía culto eran Odín, Frigg, Thor, Baldr y Tyr. Los Æsir aparecen en la religión escandinava después de las invasiones indoeuropeas y fueron incorporados al panteón de los Vanir, dioses más antiguos, en lugar de suplantarlos.

Los Vanir estaban relacionados principalmente con los cultivos y la fertilidad, los Æsir con el poder y la guerra.

Los Æsir y los Vanir se enfrentaron en una guerra, tras la cual algunos dioses Vanir, como Njörðr y sus hijos Freyr y Freyja, se unieron a los Æsir luego de ser tomados como prisioneros.

Njörðr es el jefe del panteón de dioses Vanir y dios del mar, Frey el dios de la fertilidad y Freyja (“la señora”) es la diosa del amor, la belleza y la fertilidad.

Los dioses Æsir

Odín, Woden o Wotan es el “Padre de los Dioses”. Se le conocía como el Señor de la guerra y padre de los muertos gloriosos. Es el dios de la sabiduría, la guerra y la muerte. Pero también se le considera, aunque en menor medida, el dios de la magia, la poesía, la profecía, la victoria y la caza.

Ilustración del año 1888 realizada por Johannes Gehrts donde se muestra una variación en el nombre. El mismo es escrito como Odhin, con una «h» intercalada entre las letras «d» e «i». Imagen: wikipedia

Odín es el creador del mundo y de los hombres. Reside en el Asgard, en el palacio de Valaskjálf, donde se encuentra su trono, el Hliðskjálf, desde donde podía observar lo que sucedía en cada uno de los nueve mundos.​ A menudo se asocia a Odín con Mercurio debido que ambos eran considerados Psicopompos,guías del alma después de la muerte, en sus mitologías respectivas.

A Odín y a sus hermanos, Vili y Ve, se les atribuye la muerte de Ymir, el gigante primigenio, en la creación del mundo:

De la carne de Ymir, los hermanos crearon el Midgard y de los fragmentos de sus huesos y sus dientes hicieron las rocas y las piedras. De la sangre y del sudor de Ymir crearon los ríos y los lagos. Con su cráneo se creó la bóveda del cielo. Del cerebro de Ymir, formaron las nubes y de sus cejas se crearon las barreras entre el Jötunheim (el hogar de los gigantes) y Midgard, el lugar donde ahora habitan los hombres. -Sturluson, Snorri. «Grímnismál, estrofas 40 y 41». Edda poética.

Nuevamente, podemos encontrar similitudes de la Creación del Mundo utilizando las partes de un gigante en otras culturas. El mito de la creación chino menciona como se transformaron los restos del gigante Pan Gu:

De su sangre brotaron enormes y tumultuosos ríos y sus tendones se transmutaron en amplios caminos dispuestos en todas las direcciones. Sus músculos se convirtieron en tierras fértiles; y los dientes, los huesos y la médula de sus huesos, en blanco jade e infinitas reservas minerales.

Asimismo, en la tradición babilónica, Marduk desguaza al monstruo Tiamat para dar forma a la Tierra:

Poniendo la cabeza de Tiamat en posición, él elevó las montañas encima. Abrió manantiales, y torrentes para sacar el agua. De los ojos de ella dejó salir el Tigris y el Eufrates. Con sus ubres formó las altas montañas, perforó manantiales para pozos, para sacar agua.

Thor es el dios del trueno y fuerza. Tenía influencia en áreas muy diferentes, tales como el clima, las cosechas, la protección, la consagración, la justicia, las lidias, los viajes y las batallas.​

Thor en la batalla contra los gigantes, de Mårten Eskil Winge, 1872. Imagen: wikipedia

La idea de un dios del cielo y la tormenta con un arma de mano y un carro es una antigua imagen la cual encontramos también en la deidad hitita Teshub, solo que con un hacha, y en el dios hindú Indra quien también posee un carro y su arma principal son los rayos. A su vez se puede hallar una importante interrelación con el dios de la mitología griega Zeus, quien también era una deidad central en su cultura además de ser el dios del trueno.

Otro paralelismo es el mito de la lucha del dios del trueno con la mítica serpiente/dragón. Este es el caso de Thor combatiendo con la serpiente del Midgard, para los griegos existen casos análogos como la lucha de Apolo contra Pitón, Heracles contra la Hidra de Lerna, en la mitología hitita el dios Teshub y la serpiente dragón Illuyanka, y en la mitología hindú la lucha del dios Indra con el dragón Vritra según lo relata el Rig Veda de la tradición védica.

Thor con su martillo, Mjolnir, y su cinturón de fuerza, Megingjörð, en un manuscrito islandés del siglo XVIII. Imagen: wikipedia

Frigg (significa “esposa” y deriva de fri “amar”) es una de las diosas mayores en la mitología nórdica y germánica, esposa de Odín, reina de los Æsir y diosa del cielo. Es la diosa de la fertilidad, el amor, el manejo del hogar, el matrimonio, la maternidad y las artes domésticas. Se le relaciona con la diosa griega Afrodita.

Frigg hilando las nubes, por J C Dollman. Imagen: wikipedia

Mientras que Frigg es la diosa mayor de los Æsir, Freyja lo es para los Vanir. Se ha debatido la idea de la posibilidad de que tanto Frigg como Freyja sean
avatares de una misma diosa, ya que desde lo lingüístico, sus nombres tienen la misma raíz: Frige, Friia, Frija, Frea. Por otro lado, existen además muchas similitudes entre ambas: las dos poseen capas de plumas de halcón y pueden transformarse en aves, Frigg estaba casada con Odín, mientras que Freyja lo estaba con Óðr, ambas tenían collares mágicos, a una personificación de la tierra como padres, y ambas eran invocadas en los matrimonios y los partos.

Tyr  es el dios de la guerra en la mitología nórdica, descrito como el Hombre de una Sola Mano. Según la Edda mayor es hijo del gigante Ymir y de Frilla. En su Edda menor Snorri Sturluson lo describe como hijo de Odín y de Frigg. Los nombres correspondientes en idiomas germánicos incluyen Tyz (en godo), Ty (en noruego antiguo), Ti (en sueco antiguo), TiwTiu o Tew (en inglés antiguo) y Ziu (en antiguo alto alemán).

Manuscrito islandés del siglo XVIII que representa la escena en que Tyr pierde su mano en las fauces de Fenrir. Imagen: wikipedia
Ver publicación: Nombres de dioses

El nombre Tyr significa ‘dios’ (Hangatyr, el ‘dios colgado’, como uno de los nombres de Odín) y proviene del idioma protogermánico Tîwaz, que es la continuación del idioma protoindoeuropeo Dieus, originalmente el dios principal en la región del Asia central, que también fue el precursor de Zeus en la mitología griega, de Júpiter (evolución de Diu Piter) en la mitología romana, de Dievas en la mitología báltica y de Diaus Pitar (un dios desaparecido), en la extinta religión védica de la India. El testimonio más antiguo de la fuente de este dios es el Tyz godo (Viena Cod. 140).

Todos estos dioses Æsir dieron nombre a algunos de los días de la semana en idioma anglosajón:

  • Tuesday: En inglés antiguo, Tīwesdæg que significa “día de Tiw“, en germano, Týr en nórdico. Era el equivalente romano de Marte (nombre que da origen al día “Martes”) y del griego Ares.
  • Wednesday: En inglés antiguo, Wōdnesdæg en referencia al dios germánico Wodan, Óðinn para los pueblos nórdicos. Mercurio 
    (nombre que da origen al día Miércoles) es el análogo dios romano y su equivalente griego es Hermes.
  • Thursday: En inglés antiguo, Þūnresdæg, significa ‘día de Þunor’, que significa “trueno”, en honor al dios nórdico Thor. El término en castellano Jueves, proviene del latín Iovis (Júpiter) que es a su vez IúPiter, una contracción en latín arcaico de Iovis Páter: ‘padre del cielo’. El equivalente griego de Júpiter es Zeus.
  • Friday: En inglés antiguo, Frīgedæg significa día de la diosa nórdica y germánica Fríge. Su equivalente griego es Afrodita y el romano, Venus (nombre que da origen al día Viernes). El nombre nórdico del planeta Venus era Friggjarstjarna, ‘estrella de Frigg‘.
Ver Publicación: La astronomía y los sumerios
Thor en una ilustración de Arthur Rackham en la obra escrita de Richard Wagner El Oro del Rhin y La Valkiria (principios del s. XX.). Imagen: wikipedia

Ask y Embla

Ask y Embla, en la mitología nórdica, fueron los dos primeros seres humanos creados por los dioses, análogos a Adán y Eva.

Odín y sus hermanos, Ve y Vili, crearon los nueve mundos de la cosmología nórdica. Encontraron más tarde dos troncos creciendo en una playa, uno de fresno y uno de olmo y les dieron una forma humana. Ask (“fresno”, el varón) y Embla (“olmo”, la mujer) vivieron en Midgard y se convirtieron en los progenitores de la humanidad.

Después de crear la Tierra con los restos de Ymir, los tres hermanos se encontraron con dos troncos (o un fresno y un olmo). Odín les dio el aliento y la vida; Vili les dio un cerebro y sentimientos; y Ve les dio el oído y la vista. Con ello, los troncos se convirtieron en el primer hombre, Ask, y la primera mujer, Embla, y a partir de ellos descienden todos los hombres. Muchos reyes y casas reales clamaban su descendencia hasta Odín a través de Ask y Embla. -Sturluson, Snorri. «Völuspá, estrofas 17 y 18». Edda poética.

Jotun

En la mitología nórdica, los jotun eran una raza de gigantes con fuerza sobrehumana, descritos como la oposición a los dioses, a pesar de que frecuentemente se mezclaban o incluso se casaban con los Æsir y Vanir.

Ver Publicación: Gigantes de la antigüedad
Los gigantes atrapan a Freyja. Ilustración de Arthur Rackham. Imagen: wikipedia

Fue Ymir, un gigante de monumental tamaño, el primer ser viviente formado en el caos primitivo conocido como Ginnungagap. Cuando él durmió, un hijo y una hija gigantes crecieron de su axila, y sus dos pies procrearon y dieron a luz a un monstruo de seis cabezas. Supuestamente, estos tres seres dieron nacimiento a la raza de hrímþursar (gigantes de hielo), quienes poblaban Niflheim, el mundo de la niebla, frío y hielo.

Cuando el gigante Ymir fue asesinado por Odín, Vili y Vé, su sangre inundó Niflheim y mató a todos los gigantes, excepto al que es conocido como Bergelmir y su esposa, quienes luego repoblaron su raza.

Loki mismo, uno de los dioses protagonistas de esta mitología, es hijo de los gigantes Farbauti y Laufey. Existe un gigante del fuego denominado Logi, motivo por el cual, debido a su similitud en la pronunciación, muchas veces se lo confunde con él y se lo asocia con el fuego.

También está Ægir, un jotun que es el rey de los mares, una personificación del poder del océano, mucho más conectado con los dioses que con los del Jotunheim. Ægir es uno de los hijos de Fornjót, un gigante y rey de Finlandia, y Kári (viento).

Muchas de las esposas de los dioses son gigantes. Njord está casado con Skaði, Gerðr es consorte de Frey, Odín gana el amor de Gunnlod, e incluso Thor, el gran asesino de su raza, ama a Járnsaxa, madre de Magni.

A menudo se les da características opuestas a los gigantes: en las Edda asemejan su temperamento al de un niño pero cuando se los detalla se los presenta como viejos con la sabiduría de otros tiempos. Son los gigantes Mimer y Vafþrúðnir a quienes Odín busca para obtener el conocimiento pro-cósmico.

Fuente:

Anuncios

6 Respuestas a “Mitología Nórdica

  1. Genial. Increíble cómo todo lleva a un origen común. Una lástima que los esfuerzos de la comunidad “a cargo” no apunten en esta dirección.

    Saludos desde Chile y gracias por no olvidar el blog.

  2. Gran trabajo, de nuevo. Enhorabuena.
    Pues todo parece indicar que la inmensa mayoría de mitologías beben de una fuente primigenia que se pierde en la noche de los tiempos. Y, a estas alturas, sabemos que todos los mitos contienen elementos de verdad. El gran problema es que parce imposible conjugar la posibilidad de una fuente primigenia a escala global con la idea que tenemos y nos han contado del devenir histórico de la humanidad. La fuente común parece cada vez más confirmada, ergo….
    Saludos.

    • Exacto! Si todo apunta a una misma fuente, de forma tan evidente, y la teoría vigente no lo contempla… sería hora de revisarla. Gracias por comentar! Slds

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.