Evolución

Podríamos decir que la arqueología se ocupa de realizar interpretaciones sobre los hallazgos que hace y luego propone hipótesis que expliquen el “todo” descubierto, en el mejor de los casos. Lo cierto es que los descubrimientos que se hacen no aparecen en orden para beneficio de la investigación en curso, sino que los hallazgos son aleatorios. Es decir, se van encontrando piezas sueltas de un rompecabezas que ni siquiera se sabe a priori que forma tiene ni de que tamaño es. Lo que sabemos es porque interpretamos las piezas que encontramos; si hubiésemos encontrado otras piezas (o menos, o más), evidentemente tendríamos otro tipo de certezas e interrogantes.

En otra rama de las ciencias, la misma teoría de la evolución postulada formalmente por Charles Darwin en su libro El Origen de las Especies surgió de forma similar, en base a un minucioso proceso de observación de la naturaleza en su viaje alrededor del mundo (particularmente en las Islas Galápagos). Con el tiempo y con la aparición de cada vez más evidencia, esta teoría, fuertemente rechazada en un principio, fue consolidándose y demostrando fundamentos – o al menos más que la explicación bíblica – hasta convertirse en lo que es hoy, una teoría comprobada que ya nadie osa discutir.

Sin embargo, descubrimientos recientes han atentado contra la estabilidad de la cronología oficial de esta teoría. En un principio este tipo de pruebas se aíslan e ignoran hasta entender si se trata de un error o un caso aislado sin explicación. Cuando se acumula la suficiente cantidad de contra-evidencia, la teoría en vigencia corre el riesgo de tener que someterse a un nuevo debate, y eso es lo parece estar comenzando a suceder.

Descubrimientos realizados durante los últimos 15 años han cuestionado cada suposición sobre quiénes somos y de dónde venimos, haciéndonos saber que nuestra evolución es más compleja de lo que pensábamos hasta ahora. Las nuevas conjeturas tienen algunas implicaciones inquietantes sobre cuánto tiempo hemos caminado por la tierra, y como fueron las corrientes migratorias.

G_The_human_story4 copy

En azul la cronología tradicional, en rojo los descubrimientos recientes. Imagen: newscientist.com

A continuación, algunos hallazgos recientes que modifican nuestra visión sobre la cronología de la evolución y migración humana:

  1. Rastros de actividad homínida en Filipinas de hace 700 mil años
  2. Fósil de Homo Sapiens más antiguo fuera de África descubierto en Israel
  3. Hallazgos de fósiles en China replantean la evolución humana
  4. Descubren en Marruecos los fósiles más antiguos de Homo sapiens: 300.000 años
  5. Incursión temprana de humanos en América
  6. Evidencia de homínidos en Europa de hace millones de años

Fuente:

Anuncios