El dominio de la piedra en Cuzco y alrededores

Más allá de Tihuanaco, con su arquitectura geométrica de ángulos y rectas perfectas, hay en Perú otras zonas arqueológicas con construcciones más imposibles aún. Imposibles ya no por ser incompatibles con el estado de evolución de la civilización que las construyó, sino incluso para el estado actual del conocimiento.

Cuzco

La ciudad de Cuzco fue diagramada en forma de puma agazapado. Por cierto que, tanto para su diagramación como para su apreciación, es necesario hacerlo desde una perspectiva aérea. Es pensable que este simbolismo de animales sagrados como protectores de los seres humanos este en sintonía con los geoglifos de las pampas de Nazca.

Cuzco - Puma

Cuzco – Puma

En misma la ciudad de Cuzco, el cuerpo del puma, encontramos muros construidos con normes piedras, totalmente asimétricas, con curvas, ángulos y puntas, las cuales encajan perfectamente entre todas para conformar una pared maciza y homogénea sin la menor fisura, y sin la necesidad de uso de ningún mortero.

Hatun Rumiyoc - Cusco

Puma camuflado en el muro del palacio del Inca – Cuzco

Puma en el muro del palacio del Inca - Cuzco

Puma resaltado en el muro del palacio del Inca – Cuzco

Las piedras utilizadas en las construcciones de Cuzco encajan tan perfecta y naturalmente entre sí como un puzzle, como si hubiesen sido moldeadas en arcilla ad hoc.

Hatun Rumiyoc - Cusco

Hatun Rumiyoc – Cusco

Calle Hatun Rumiyoc - Cusco

Calle Hatun Rumiyoc – Cusco

Hay una famosa piedra que tiene 12 lados, los cuales encajan con precisión milimétrica con 11 rocas adyacentes. Esta ahí, como si fuera lo más normal encontrarse con rocas que encastren entre sí de esa forma, o como si fuera esto necesario para construir una simple pared.

Piedra de las 12 caras

Piedra de las 12 caras

Para complicar más las cosas, se les ocurrió hacer juntas con formas curvas, y así tener que hacer un esfuerzo aún mayor para encastrar las rocas unas con otras. Se nota también, en el relieve, un abultamiento de la piedra, como si se hubiera inflado como un soufflé luego de colocarla en su lugar.

Detalle encastre curvo

Detalle encastre curvo

“Ñaupa Iglesia” en Pachar

“Ñaupa Iglesia” (Iglesia antigua), es el nombre moderno y apócrifo con el que se conoce esta hermosa y enigmática wak’a (adoratorio, templo) que se sitúa cerca del poblado de Pachar, distrito de Ollantaytambo, a unos 60 Km del Cusco.

Ñaupa Iglesia

Ñaupa Iglesia

No se tiene certeza de su nombre verdadero pero de acuerdo a la información de los pobladores de la zona se le llama “Choqella”, “Choqe Illa” que significaría “Talismán de oro” y “Choqe Killa” (Luna de oro).

Ñaupa Iglesia

Ñaupa Iglesia

La wak’a es una gruta natural formada por enormes rocas que a manera de un techo a dos aguas delimita a la parte donde está una especie de “altar” de piedra, una hornacina o nicho tallado en una pared interior de roca y un muro de adobes con hornacinas.

Ñaupa Iglesia

Ñaupa Iglesia

Allí, en medio de ese espacio está la gran roca de granito esculpido con grandes símbolos escalonados y unas cámaras o espacios abiertos por delante  y por arriba que semejan pequeños cubículos horadados en la roca que tal vez habrían servido  para que los sacerdotes ocupen el lugar, de pie, para hacer sus ritos o quizá para depositar sus ofrendas u otros  elementos de la parafernalia ceremonial.

Por su belleza y calidad de las talladuras es única en la región y por su importancia arqueoastronómica, simplemente extraordinaria.

Qenko

Qenko (o Kenko, palabra quechua que significa “laberinto” o “zig-zag”), está situado a 1,5 km al este de Sacsayhuaman, y consiste en formaciones erosionadas de piedra caliza tallada con una variedad de escaleras y terrazas, canales en zigzag, y figuras de animales como puma, cóndor y una llama. También contiene cuevas, túneles, pasos y nichos.

Qenko

Qenko

Qenko

Qenko

Saywite

La piedra de Sayhuite o Saywite es un gran bloque de una sola pieza de granito de más o menos once metros de circunferencia, cuatro de diámetro y casi dos y medio de alto, tallado en su mitad superior con una serie de complejas y misteriosas figuras.

Piedra de Saywite

Piedra de Saywite

El monolito contiene más de doscientas figuras fitomorfas, zoomorfas, de accidentes geográficos y construcciones humanas talladas en un aparente desorden y aprovechando los relieves y depresiones naturales de la piedra. Se desconoce qué uso se le daba, pero estando en un centro ceremonial lo probable es que tuviera una significación religiosa, quizá una representación simbólica del universo o una especie de gigantesca paccha.

Piedra de Saywite - detalle

Piedra de Saywite – detalle

Otros, considerando que muchas figuras representan construcciones humanas, canales, escalinatas, estanques, proponen que la piedra de Sayhuite fue una especie de plano o croquis pétreo hecho por arquitectos incas para llevar el control de las obras hidráulicas que realizaban.

Saywite

Saywite

En el mismo complejo Saywite se encuentra otro bloque de granito en el que se ha tallado una suerte de boceto a escala de una serie de escalones llamado Rumihuasi. Es notable la perfección de los cortes, ángulos y rectas, como así también las proporciones de cada serie de escalones.

Rumihuasi en Saywite

Rumihuasi en Saywite

El ablandamiento de las piedras, la visión no ortodoxa

Gigantescas piedras encajadas como las piezas de un colosal puzle, enormes bloques de granito moldeados como si fuesen de barro, moles de cientos de toneladas enigmática e inexplicablemente transportados desde yacimientos lejanos, esculpidos y encajados con una perfección que ni una hoja de afeitar cabe entre ellos. ¿Cómo lo consiguieron?
¿Y si hubiera algo de verdad en las leyendas que señalan que los pueblos antiguos lograron ablandar la piedra?

Existe una leyenda entre muchos de los pueblos precolombinos, que dice que los dioses hicieron dos regalos a los indios nativos para que pudiesen construir colosales obras arquitectónicas. Dicho regalo se trataría de dos plantas con sorprendentes propiedades: la primera sería la hoja de coca, capaz de anestesiar el dolor y el agotamiento de los obreros para poder resistir el gigantesco esfuerzo físico que debió exigirles tan extraordinarias construcciones. La segunda sería otra planta que, mezclada con diversos componentes, convertiría las rocas más duras en ligeras pastas fácilmente manipulables.

Cuzco

Cuzco

En 1983, antes de fallecer, en una entrevista para un programa de televisión, el padre Jorge Lira, un sacerdote católico y uno de los más prestigiosos expertos en folklore andino, autor de numerosos libros y artículos, elaboró el que tal vez fue el primer diccionario del quechua al castellano, afirmaba haber descubierto la forma para reblandecer las piedras. Durante catorce años el padre Lira estudió la leyenda de los antiguos andinos y, finalmente, consiguió identificar el arbusto de la Jotcha como la planta que, tras ser mezclada y tratada con otros vegetales y sustancias, era capaz de convertir la piedra en barro. “Los antiguos indios dominaban la técnica de la masificación –afirmaba el padre Lira– reblandeciendo la piedra que reducían a una masa blanda que podían moldear con facilidad.”

El sacerdote realizó varios experimentos con el arbusto de la Jotcha y llegó a conseguir que una sólida roca se ablandase hasta casi licuarse. Sin embargo, no logró volver a endurecerla, por lo que consideró su experimento como un fracaso. Pero, a pesar de esa parcial decepción, el padre Lira si logró demostrar que la técnica del reblandecimiento era posible. Así se lograría explicar los sorprendentes ensamblajes de algunas de las colosales rocas que componen las murallas de Cuzco y otras fortalezas precolombinas.

Cusco

Cusco

Otro registro sobre el ablandamiento de piedras está dado por Brian Fawcett, el hijo menor de Percy Fawcett, quien transcribe un relato de su padre:

Hace algunos años, cuando trabajaba en el campamento minero de Cerro de Pasco, salí un domingo con algunos gringos para visitar unas antiguas tumbas incas o Pre-Incas. Nos llevamos comida, unas cuantas botellas de pisco y cerveza, y un peón – un cholo – para ayudar a cavar. Cuando nos pusimos a excavar encontramos una jarra de barro con un líquido en su interior.

“Apuesto a que es chicha!” dijo uno de los gringos, el más ruidoso. “Vamos a beberlo para ver qué tipo de cosas bebían los incas!”. “Probablemente nos envenenaríamos si lo hacemos”observó otro. “Vamos a dárselo de probar al peón!” agregó el borracho, y dirigiéndose al peón, le ordenó: “Toma un trago de esta chicha”.

El peón olió la jarra y con una expresión de miedo en el rostro se la devolvió al borracho diciendo “No, señor, esto no es chicha!” Dio media vuelta y cuando se quiso dar a la fuga lo atraparon entre varios y lo arrastraron de vuelta. El peón luchó para liberarse y en el fragor de la lucha rompieron el frasco, derramando su contenido sobre la roca. Finalmente el peón se liberó y escapó de los gringos.

Unos diez minutos más tarde, cuando me incliné para recoger los fragmentos de la jarra descubrí, con gran asombro, que la piedra sobre la cual se había derramado el líquido estaba blanda como el barro, para volver a recobrar su dureza habitual unos minutos más tarde. Fue como si la piedra se hubiese derretido como la cera bajo la influencia del calor.

Así se expresó el explorador Fawcett, que en adición a sus palabras están las piedras que se conservan en el Museo de Cochabamba, Bolivia, en las cuales hay impresas unas manos.

Torre del Lagarto, Chullpa (12m) en Sillustani, Peru con Lagarto tallado en sobrerelieve

Torre del Lagarto, Chullpa (12m) en Sillustani, Peru con Lagarto tallado en sobrerelieve

Anuncios

7 Respuestas a “El dominio de la piedra en Cuzco y alrededores

  1. Realmente agradezco tanta entrega en documentación gráfica como escrita de este sitio , el comentar respecto a sus interesantes artículos estaría de mas el hacerlo , pues considero de que se has prestado al cuidado de una muy buena edición en todo sentido. Nuevamente Gracias y adelante.

    • Hola Hugo, muchas gracias por tus comentarios! Aprecio mucho el feedback y me alegra que encuentres estos ensayos de tu interés. Un abrazo!

  2. Un artículo muy interesante. He investigado mucho sobre este tipo de construcciones y nunca he visto imágenes como las que se presentan. La Ñaupa Iglesia tiene el aspecto de que la hicieron reventar, se observan cráteres como si la hicieron reventar (se observa la rotura radial con sus diferentes zonas sobre la puerta principal). Tiene todos los indicios de que así fue (también ver la serie de piedrillas al rededor). Alguien, podría decirme si conoce algo sobre este tema? Que lástima, el no poder conocer nunca cómo realmente era esa majestuosa ciudad, que hoy se dice no fue construida por los Incas.

    • Hola, gracias por comentar. Tal como decís, da toda la impresión de haber sido explotada. Por suerte todavía queda parte del magnífico trabajo de las piedras. Slds!

    • Es absolutamente impresioanante el dominio de la piedra. Es difícil visualizar la técnica que pudo emplearse. Los encastres curvos son absolutamente increíbles. Tanto es así que he tenido que enseñar alguna de estas fotos a una persona con una larga trayectoria como arquitecto. Me ha confirmado que esos encastres son extremadamente de ejecutar, sobre todo con esa perfección. Pero que, además, no comprende la finalidad del esfuerzo extr que supone algo así. Por otro lado, me ha confirmado que lo que se observa en la fotografía de Ñaupa-Iglesia corresponde a una voladura, sin ningún género de dudas. Y que da la impresión de que hubo no sólo una, sino varias.
      En mi opinión, no puede haber otra motivación que privar al observador de la visión integral de la obra, por la razón que sea. Quizás había un exceso de información en la misma…
      Saludos y felicitaciones.

  3. Señores usen la cabeza, sean abiertos y no piensen con mentalidad actual. Dicen que les costó terribles esfuerzos hacer eso? Precisamente trabajaban con las piedras más solidad del mundo y con decenas y cientos de toneladas porque de alguna forma no les costaba. Tenían las técnicas, equipos o maquinas para desplazar y manipular las piedras y lo mismo para sus cortes y ensambles. Hemos sufrido una involución desde entonces.

    Miren si no Baalbek en el Líbano. Como rayos se logra mover y desplazar piedras de más de 1000 toneladas a cientos de kilometros? Para luego formar con ellas en perfectos cortes un asentamiento para hacer un templo?

    Hoy en día no tenemos ninguna grúa ni ningún aparato, ni ninguna forma de mover semejantes pesos, ellos lo hicieron, con miles de esclavos sufriendo claro… que pantomima, es un chiste oír tal ridiculez….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s