Egipto

Egipto, la civilización repentina

La civilización de Egipto fue sin lugar a dudas una de las más espléndidas de toda la antigüedad, además de la más longeva. Surgió en medio del desierto y logró sobrevivir durante 30 siglos que dieron como fruto su escritura, calendario, la medicina y las maravillosas obras arquitectónicas que hoy continúan desafiando el inexorable rigor del tiempo.

Mapa de Egipto Antiguo

Mapa de Egipto Antiguo

Según Diodoro, “Los egipcios cuentan que en su tierra y del lodo del Nilo nacieron los hombres. Los egipcios sostienen, además, que ellos fueron quienes hicieron los descubrimientos e invenciones más importantes: el arte de la escritura, la observación de las estrellas, la ciencia geométrica, las mejores leyes… Es por eso que los helenos la admiraban al punto de que todo aquel que quería ser tenido por sabio, puso su empeño en visitar Egipto y en hacerse iniciar allí en sus costumbres y usos.”

Esfinge

Esfinge

Una de las cosas más asombrosas de esta civilización es que la mayoría de sus conquistas intelectuales y sus logros tecnológicos no aparecieron gradualmente, sino que se dieron de la noche a la mañana, como emergidos del vacío. Más aún, se puede observar que con el paso del tiempo, sus logros fueron más bien mermando antes que mejorando en su calidad y magnitud.

La mayor parte de sus asombrosos logros se realizaron en el Egipto temprano: su profundo conocimiento de astronomía, su grado de desarrollo tecnológico para cortar, mover y colocar millones de bloques de piedra de varias toneladas cada uno, sus habilidades arquitectónicas para proyectar inmensos monumentos y complejos laberintos subterráneos, la delicada mano de los artesanos para hacer relieves perfectos y tallados simétricos, su farmacopea, la medicina y la biología, entre otras cosas. Luego, con el paso de las dinastías, este impactante conocimiento fue siendo olvidado.

El obelisco inacabado de Asuán de 1.200 toneladas aprox.

El obelisco inacabado de Asuán de 1.200 toneladas aprox.

Es como si aquella civilización primigenia hubiese recibido una ayuda externa, un empujón inicial. Es como si hubiese sido la heredera de una cultura anterior o bien, según los escritos egipcios, como si hubiesen efectivamente sido instruidos por los mismos dioses.

El primer país

Las crónicas prefaraónicas, los comentarios de Manethon, los relatos de Herodoto y hasta las primeras líneas de La Odisea, nos hablan de una gran comarca desaparecida “en el otro extremo de Libia, allá donde se pone el sol”. Si hay algo mítico en el reinado terrestre de Osiris es que tuvo lugar en otra parte, en el Primer País, en el “Amenti”, la montaña de occidente, morada feliz entre todas las moradas. Los antiguos egipcios no dejaron de pensar en ese “Primer País”, de añorarlo, de desear volver a él, tal como quedó inscripto en muchos casos, en un rollo de papiro sobre el pecho de las momias.

Para Albert Slosman, la palabra “Amenti” provenía de los vocablos egipcios AHA-MEN-PTAH, cuya traducción sería “primer corazón de Ptah o corazón primogénito de Ptah”, siendo Ptah el dios principal. Los nuevos pobladores que llegaron a Egipto, desde occidente, llamaron a esta nueva tierra ATH-KA-PTAH, que significa el “segundo corazón de Ptah”, y que los griegos fonetizaron en la palabra Ae-gy-ptos. Por ello la palabra “Egipto” (latinización del griego) sería el nuevo nombre del país primigenio.

Ramses II: la simetría perfecta de su retrato

Ramses II: la simetría perfecta de su retrato

Algunos autores esotéricos argumentan que esa referencia al “primer país”, a la tierra del oeste, estaría vinculado con la “Atlántida”. La historia de Egipto según esta corriente de pensamiento es que, luego de un gran cataclismo que dio lugar a la desaparición de la Atlántida, parte de sus pobladores se establecieron en el valle del Nilo, trasladando sus conocimientos y creencias.

Por su parte, los egipcios llamaban a su país Kemet, tierra negra, y se refería al limo que tras cada inundación del río fertilizaba el desierto y transformaba lo estéril en fértil. La palabra “alquimia” (Al Kimiya) provendría de “Kemet”, por haberse desarrollado esta disciplina precisamente en los templos egipcios.

La influencia sumeria en el panteón de dioses egipcio

La correlación fonética de los dioses nos da una pista de su posible común origen. Anu es el dios del cielo en Sumeria. En idioma sánscrito anupa significa “un país acuoso”. Alexander Heidel escribe en The Babylonian Genesis que los dioses Enlil y Anu eran representados como chacales, cuando el símbolo egipcio de Anpu (Anubis) era el chacal y que Anu está relacionado con el sistema de Sirio. Anu, asimismo, es el dios mayor de las deidades guardianas conocidas como los Anunnakis. Resulta muy evidente la raíz sumeria Anu en las egipcias Anubis y Anukis, implicadas con los estrellas de Sirio.

Dioses sumerios

Dioses sumerios

En Sumeria el vocablo “an” se correspondía con el cielo, y Anu es el dios del cielo, que en Egipto tuvo su correlación con Nut. Wallis Budge declara: “Es sorprendente, por tanto, encontrar tanta similitud entre los dioses primigenios de Sumerio y los de Egipto. Es imposible suponer que los escribas de Asurbanipal copiaron el sistema de Egipto, o que los literatos de la época de Seti I tomaron las ideas de los hombres ilustrados de Babilonia o Asiria. Por tanto, eso nos conduce a la conclusión de que tanto los sumerios como los primeros egipcios adoptaron a sus dioses primigenios a partir de alguna fuente común pero sumamente antigua. Hay demasiada similitud entre ambos grupos de dioses para ser accidental”.

Egipto y los astros

Se ha encontrado una serie de correlaciones que fundamentan la teoría de que lo desarrollado en el país del Nilo (incluso el cauce del Nilo mismo) habría sido creado para ser el reflejo del firmamento, no solo en el plano poético sino también en lo terrenal.

Constelación de Orión

Constelación de Orión

Puntualmente, las monumentales pirámides habrían sido construidas y emplazadas emulando la alineación de las estrellas del cinturón de Orión.

El Nilo y las pirámides

El Nilo y las pirámides

Con ello, las estrellas que componen la constelación de El Cazador, correspondiendo a Al Nitak, Al Nitam y Mintaka, quedarían representadas en Egipto con las tres grandes pirámides de la meseta de Giza, como desarrolló Robert Bauval en su obra El Misterio de Orión.

Correlación Orión-Pirámides

Correlación Orión-Pirámides

Como es arriba es abajo

El mestizaje cósmico-terrenal, recurrente en todos los textos sagrados de las principales religiones, tiene en Egipto toda suerte de connotaciones. Aparte de las leyendas y tradiciones, los monumentos que han quedado en pie, apuntan a una dirección del firmamento muy definida que señala el hipotético camino que recorrieron los dioses/viajeros extraterrestres en su venida.

Representacion de Orion y Sirio (en la mano)

Representacion de Orion y Sirio (en la mano)

Uno de los hechos diferenciadores de la religión egipcia respecto de las demás, es que señala claramente el lugar de dónde provienen sus dioses. A diferencia de esto, cuando Jesucristo asciende a los cielos no se señala a qué planeta, sistema solar o constelación se dirige, y cuando se reza el padrenuestro se dice que el Padre está en el cielo, pero sin precisar en cual de las millones de galaxias que existen. En cambio los egipcios lo tenían muy claro: su más allá estaba en la Duat, la porción de firmamento donde se encuentran las constelaciones de El Cazador (Orión) y El Perro (Can Mayor).

Detalle techo Tumba de Senenmut

Detalle techo Tumba de Senenmut

Toda la cultura egipcia se basó en el principio de “como es arriba es abajo”, reflejado en el libro del dios Toth, del cual sólo quedan referencias, y que posiblemente sea la fuente de inspiración de La Tabla Esmeralda del mismo dios helenizado como Hermes Trimegistro.

Las pirámides

Hay contabilizadas en Egipto 114 pirámides, las cuales se pueden dividir en dos grupos: cinco de la IV Dinastía (tres en Giza y dos en Dashur) y todas las demás. Estas 109 pirámides restantes no plantean interrogantes respecto de la tecnología necesaria para su construcción y no generan dudas sobre su datación.

Pirámides de Giza

Pirámides de Giza

Pero las cinco pirámides atribuidas a Snefru, Keops, Kefrén y Micerinos no sólo hay que separarlas del conjunto a causa de su envergadura y perfección, sino también porque no contienen en su interior la más leve pista de cuándo fueron edificadas, ni por quién, ni con qué motivos.

Cámara del Rey

Cámara del Rey

Por el contrario, todas las demás pirámides e incluso las tumbas de la IV dinastía, están repletas de jeroglíficos, esculturas y relieves que hacen fácil su datación.

La disrrupción arquitectónica de las pirámides

Existe una discontinuidad en la evolución arquitectónica de las pirámides de Egipto que no logra explicar cómo, luego de realizar las pirámides de Giza (supuestamente de la IV dinastía), los egipcios no pudieron, no sólo mejorar su logro, sino siquiera replicarlo.

Giza

Giza

El hecho es que luego de Giza, los egipcios volvieron a hacer pirámides, pero estas fueron de mucho menor tamaño, peor diseño y de inferior calidad de materiales. Aunque las pirámides no fueron olvidadas del todo, con el transcurso de los siglos quedaron relegadas a meros vestigios de un pasado glorioso.

Durante las dinastías V y VI se siguieron construyendo pirámides pero sin ningún punto de comparación con la magnificencia de las de Giza. La pirámide de Sahure, de la V dinastía, tiene una base de 79 metros y una altura de 47 metros.

Pirámide de Sahure

Pirámide de Sahure

La pirámide de Unis, Dinastía V (2375-2345 a.C.), cuenta con 57,75 m. de lado y 43 m. de altura.

Pirámide de Unis (en el fondo la de Djoser, I dinastía)

Pirámide de Unis (en el fondo la de Djoser, I dinastía)

Los monumentos de Giza quedaron como un anacrónismo tecnológico dentro de la cultura egipcia.

Interpretación de los monumentos funerarios

En Egipto resulta una constante que los descubrimientos avalen las teorías, cuando debiera ser justo lo contrario: que las teorías surjan de los descubrimientos. Griegos y romanos coincidieron en llamar “tumbas” a las pirámides y tal idea ha prevalecido hasta hoy, pese a que jamás se haya encontrado resto alguno de los faraones en ninguna pirámide.

Sarcófago de la Gran Pirámide

Sarcófago de la Gran Pirámide

Se cree que la ausencia de cadáveres de faraones en las pirámides se debe a que los violadores de tumbas las saquearon todas. Esto tampoco es concluyente dado que los arqueólogos han logrado llegar al interior de varias pirámides que conservaban los sellos intactos y aún así no encontraron momia alguna. Tal es el caso de la pirámide de Sekhemkhet, descubierta por Zakaria Goneim en 1956.

Posts sobre Egipto

1. La cosmogonía egipcia: Explorar la cosmogonía egipcia es un asunto complejo y difícil dado que no hay un único mito de la creación, sino que hay uno por cada ciudad/sede religiosa, haciendo la tarea ardua. No obstante podemos observar una gran cantidad de semejanzas entre la mitología egipcia y la de otras culturas ancestrales como la sumeria y la china, entre otras.

Dios Ra sobre su barca, surcando el cielo. Tumba de Senedyem. Deir el-Medina. Tebas Oeste.

Ra sobre su barca, surcando el cielo. Tumba de Senedyem. Deir el-Medina. Tebas Oeste.

2. La Gran Pirámide de Giza: Con 2,6 millones de metros cúbicos de piedra y un peso aproximado de 6 millones de toneladas, la pirámide de Giza es, indudablemente, un petit desafío para una cultura de la Edad de Piedra que desconocían el hierro y la rueda. Pese a sus colosales proporciones (147 metros de altura y 230 metros de cada lado), sus errores de nivel, angulación, orientación y simetría se cuentan sólo por milímetros. La Gran Pirámide alberga el legado de antiguos conocimientos, y como en ningún otro lugar del planeta, los hombres han buscado allí pruebas materiales o intelectuales intentando descubrir el propósito del arquitecto de la Gran Pirámide.

Pirámide de Khufu

Pirámide de Khufu

3. La Gran Esfinge: No se trata de un monumento construido sino excavado. El terreno pétreo fue desalojado convenientemente para que al final emergiera el cuerpo del animal dentro del foso de la roca madre. En las paredes de este foso se aprecia la erosión acuática producida por la lluvia en un periodo húmedo anterior a que Egipto se desertizara, fecha que debe ser más antigua de los 10000 años. Y si la IV Dinastía no llega a los 5000 años de antigüedad, ¿quién la construyó?

Esfinge

Esfinge

4. Saqqara, el faraón Djoser y el genio de Imhotep: Se trata de la primer gran pirámide de la civilización egipcia, sirviendo de modelo para todas las siguientes ya que fue la primera en utilizar piedras en vez de ladrillos. Mide 140 metros de largo por 118 metros de ancho, con una altura de 60 metros. Sus lados están orientados a los puntos cardinales. En su interior, once pozos de 32 metros de profundidad dan acceso a galerías excavadas en la roca que conducen a una verdadera ciudad-laberinto con galerías, pasillos y habitaciones. La cámara del sarcófago está situada en el centro de la pirámide, a 28 metros de profundidad. El complejo ocupa 15 hectáreas y la muralla que lo rodeaba medía más de 1.500 metros de longitud y 11 metros de altura.

Saqqara

Saqqara

5. Abydos y el Osirión: Abydos fue uno de los centros más influyentes del Alto Egipto, siendo la ciudad de los gobernantes del periodo protodinástico. Dentro de Abydos, el templo Osirión es un lugar muy llamativo por varios factores: fue construido unos 8 metros por debajo del nivel de los cimientos del templo de Sethy, sin razón aparente; posee un su estilo arquitectónico totalmente despojado, distinto a todo el resto del complejo; está construido con bloques megalíticos de encastre perfecto (como los de Perú e Isla de Pascua); y se ha encontrado grabado en uno de sus bloques un dibujo de la Flor de la Vida.

Osirión

Osirión

Adaptación de textos de Manuel José Delgado.

Anuncios

4 Respuestas a “Egipto

  1. Espectacular el trabajo que has realizado!! A mi también me fascina este tema; veo que has sacado muchísima información de documentales y vídeos de You tube que solo están en inglés. Es increíble lo bien que los has sintetizado todo en este Blog. El año pasado estuve en Perú estudiando las construcciones megalíticas atribuidas ingenuamente a los incas, y una vez lo ves en primera persona, no te queda duda alguna de que al igual que en Egipto, isla de Pascua, México, etc, exixtió una civilización con conocimientos muy superiores a las que se les atribuyen actualmente la construcción de estas maravillas arquitectónicas.
    Me llamo Carlos, soy ingeniero industrial especializado en estructuras en Madrid, y me encantaría hablar contigo e intercambiar información, saber tu opinión sobre muchas cosas.
    Enhorabuena por el Blog, es un trabajo fantástico.

    • Hola Carlos, que bueno que este espacio de reflexión haya resultado de tu interés! Estamos todos en la búsqueda de algo que haga sentido, cada uno va eligiendo su camino. En lo que te pueda aportar, encantado de hacerlo. Un abrazo y muchas gracias por tus comentarios!

      • Gracias a ti por este magnífico trabajo: Insisto, la recopilacion de ideas es excepcional. A mí tambíen me pasó que sentía la necesidad de ordenar la cantidad de ideas que se van aprendiendo sobre este tema tan extenso, e incluso se me pasó por la cabeza realizar un blog….hasta que encontré el tuyo. Es tremendamente riguroso y perfectamente organizado!
        Un saludo

  2. Muy buen blog, con información bien presentada. Todas esas estructuras y edificaciones son muy antiguas, ahora mismo estoy leyendo un libro titulado FARAON de Gabriel Silva muy recomendable sobre Egipto, se encuentra en la página Lulu de distribución de libros. Relata la historia de un Faraón sobre el año 8500 antes de Cristo, 4000 años después del Diluvio, en esta época se intentaba mantener Ankh em-Ptah que es el antiguo nombre de egipto y que significa ”La llave de la vida en la esencia Divina”. El conjunto de templos y pirámides formaban una gran escuela dónde se enseñaban las leyes del universo que rigen todo, así como muchas otras cosas, se creó para mantener un faro de luz en la noche oscura de los tiempos, para guiar a las personas de todos los pueblos a su realización feliz. Lamentablemente se ha conseguido todo lo contrario a lo que esperaban los Sabios que erigieron todos los templos.
    A los antiguos constructores de las Grandes Pirámides y Templos se les llamaba HOMBRES-DIOSES o “Hekanef”, fueron la civilización que desapareció hace unos 14.500 años (12.500 a.c) con el cataclismo que hundió la mayor parte de las tierras en aquella época que llamamos “Atlántida”. Sin embargo algunos reaparecieron tras el diluvio y arreglaron, mejoraron y terminaron de construir algunas pirámides y templos, ya derruidos por el cataclismo, ya porque les pilló en medio de la construcción. Eso puede deducirse de la diferencia de materiales empleados en algunos sitios, pero con la misma tecnología, bien distinto a los arreglos (mucho más precarios) que hicieron los Faraones milenios después, intentando conservar las estructuras, así como conservaron hasta hace dos milenios la SABIDURÍA enseñada y escrita en jeroglíficos y grabados.
    Pongo unos enlaces a distintas páginas en las que se pueden encontrar mucha información para el que quiera saber más: http://www.librofaraon.com/historia-de-egipto.htm http://www.askasis.com/
    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s