Carnac, Locmariaquer y Cairn de Gavrinis


Los alineamientos de Carnac son un conjunto de bloques megalíticos dispuestos en varias líneas, situado al norte del pueblo del mismo nombre, junto al golfo de Morbihan, en Bretaña (Francia).

Carnac - Mapa Región
Carnac – Mapa Región

Es el monumento prehistórico más extenso del mundo – con casi 8 km de longitud – y se cuenta entre las estructuras humanas más antiguas de Europa.

Carnac - Mapa
Carnac – Mapa

Fue erigido durante el Neolítico, en algún momento entre los milenios IV y III AEC. Varios estudiosos han especulado sobre su finalidad, aún incierta.

Se cree que originalmente Carnac presentaba unas 10 mil piedras. Hoy, 65 siglos después, quedan menos de 3 mil, distribuidas en cuatro grandes agrupamientos: Le Menéc, Kermario, Kerlescan y Le Petit Menéc.

Carnac
Carnac

El conjunto más importante es el de Le Ménec, esta formado por 1099 menhires dispuestos en 11 hileras de 100 m de ancho por 1,2 km de largo. El alineamiento está flanqueado en sus dos extremos (este y oeste) por crómlecs (círculos de piedras). El crómlech occidental está compuesto por 70 menhires y mide 100 m. El crómlec oriental está muy deteriorado, pero aún sobrevive.

El alineamiento recibe su nombre del caserío Le Ménec, que se halla en el extremo occidental. Las piedras situadas al oeste son las más grandes, llegando en algunos casos a los 4 m. Su tamaño va reduciéndose a lo largo del alineamiento hasta alcanzar sólo 90 cm en el extremo oriental. Las hileras no son rectas, sino que describen una suave curva hacia el noreste.

Carnac - Ménec
Carnac – Le Ménec

El alineamiento de Kermario, al este de Le Ménec, es el más conocido y también el más frecuentado. Posee 982 menhires en 10 hileras que se extienden a través de 1,2 km. En Kermario se hallan las piedras más grandes de Carnac: la mayor tiene más de 7 m de altura.

Los menhires de Kermario, como los de Le Ménec, van disminuyendo de tamaño a medida que se aproximan al límite oriental, donde hay tres grandes rocas que forman una línea perpendicular a los alineamientos.

Carnac - Kermario
Carnac – Kermario

No lejos de Kermario está el cuadrilátero de Manio, un recinto o túmulo funerario delimitado por una serie de piedras de 1 m de alto que forman un cuadrado. También se halla próximo el Gigante de Manio, un menhir solitario con una altura de 6 m. Entre el alineamiento y la zona de Manio aparece el estanque de Kerloquet, cuya creación en el siglo XIX destruyó una parte del alineamiento.

El alineamiento de Kerlescan, al este de Kermario, consta de 540 piedras, organizadas en 13 hileras de 139 m de ancho y 880 m de largo. En su extremo occidental hay un crómlec de 39 menhires. Es el alineamiento mejor conservado.

Más al este aún, en un bosque situado más allá de la carretera que conduce a La-Trinité-sur-Mer, se encuentra el alineamiento de Le Petit Ménec con 100 piedras, con 7 hileras. Se sospecha que Le Petit Ménec es en realidad una prolongación de Kerlescan.

Carnac
Carnac

La tradición local ha creado numerosas leyendas alrededor de los menhires. Una afirma que los megalitos son soldados romanos petrificados por Dios para proteger a San Cornelio, patrón de la zona de Carnac y del ganado, que era perseguido por aquéllos.

Otra leyenda mágica asegura que, en las noches, las piedras se desentierran y avanzan hacia el mar para bañarse o beber. Se les han atribuido poderes curativos, y se creía que podían brindar fertilidad y ayudar a los jóvenes que deseaban encontrar pareja.

Carnac
Carnac

Hans Hirmenech propuso a principios de este siglo que las filas de menhires eran las tumbas de soldados de la Atlántida que habían muerto durante la guerra de Troya. Asimismo, James Fergusson decía que la erección de estos monumentos debe conmemorar alguna gran batalla que tuvo lugar en esta llanura en tiempos remotos.

Otros estudiosos de Carnac fueron más allá y propusieron que se trataba de verdaderas tumbas y creyeron encontrar apoyo para este razonamiento en el significado de los nombres de algunos lugares: en bretón, un idioma de origen celta, Kermario quiere decir «ciudad de los muertos», pero no tuvieron en cuenta que los menhires son muy anteriores a la aparición de los celtas en esta región.

Carnac
Carnac – Kermario

El primero en aludir el «tema celestial» de Carnac fue André Cambry en 1794, quién sostuvo que las piedras de Carnac se refieren a las estrellas, los planetas y el zodiaco. Autores posteriores retomaron la idea y, en 1970, el ingeniero inglés Alexander Thom siguió los pasos de Gerald Hawkins en sus estudios sobre Stonehenge y los aplicó a Carnac.

Thom propuso que los alineamientos de Carnac eran calculadoras solares, utilizadas para corregir las irregularidades observadas en los movimientos de la Luna, y que el menhir caído de Locmariaquer (próximo a los alineamientos de Carnac) era el centro de un inmenso observatorio astronómico apto para predecir eclipses. Sus mediciones indican que desde el gigantesco menhir era posible observar las ocho posiciones extremas de la Luna.

Ver Publicación: Stonehenge

Una de las hipótesis más aceptada en la actualidad es la de que sería una gran necrópolis ya que de hecho, en las inmediaciones de los alineamientos, existen varios túmulos y construcciones con una función funeraria más evidente, como el de Saint-Michel, de 217 metros de largo por 59 de ancho, uno de los más antiguos del mundo.

Carnac
Carnac

En experimentos efectuados en Francia fue posible mover piedras de 30 toneladas montadas sobre rodillos de madera, con el esfuerzo de 200 personas tirando de sogas y el apoyo de un grupo menor que mantenía la buena dirección con palancas.

Si para mover un megalito de 30 toneladas hicieron falta 200 hombres. ¿Cuántos habrán sido necesarios para desplazar el menhir de Locmariaquer, que pesa 350 toneladas? Esta pregunta podría tener una sencilla respuesta aritmética. Pero hay un interrogante que es mucho más difícil de contestar: ¿Qué motivo impulsaba a nuestros antepasados de la Edad de Piedra y los llevaba a realizar esfuerzos tan desmesurados?

Locmariaquer

El conjunto megalítico de Locmariaquer está formado por tres monumentos emblemáticos de la arquitectura megalítica bretona: el gran menhir caído de Er Grah, el dolmen de la Mesa de los Mercaderes (Table de Marchand) y el túmulo de Locmariaquer.

Table des marchands et le Grand menhir brisé d'Er Grah à Locmariaquer
Table des marchands et le Grand menhir brisé d’Er Grah à Locmariaquer

El gran menhir (del bretón ‘men’, piedra e ‘hir’, larga) de Er Grah (la Piedra de las Hadas) es el monolito más alto de la prehistoria occidental con más de 20 metros de alto, aunque en la actualidad se encuentra acostado y partido en cuatro partes.

Grand menhir brisé d'Er Grah
Grand menhir brisé d’Er Grah

Se erigió aproximadamente en el 4.500 AEC y tiene un peso aprox. de unas 280 toneladas. Fue tallado y transportado desde varios kilómetros al lugar donde finalmente se emplazó. Se cree que en el lugar del conjunto, donde hay otras 18 fosas, se colocarían otros menhires formando una fila de estas esculturas prehistóricas.

El Gran Mehir Brisé de Er Grah (izquierda) junto con los otros 18 menhires con le acompañaban

La construcción del dolmen y del cairn de La Table des Marchand data de comienzos del IV milenio AEC (entre 3900 y 3800 AEC). Es una tumba de corredor completada por una cámara funeraria. El monumento se compone de dos losas grabadas.

La losa de la cabecera que constituye el fondo de la cámara funeraria estaba en origen al aire libre y constituía un monumento autónomo; la «stèle aux crosses» [‘estela de los báculos’] está decorada en ambas caras, la del interior de la cámara muestra a una diosa madre con abundante cabellera y en forma humana esquematizada en escudo.​ Este escudo tiene cuatro filas de báculos.​

La losa grabada del techo de la Table des Marchand, Locmariaquer. Imagen

La segunda losa de cobertura constituye el techo de la cámara. Mide 7 m de largo, 4 m de ancho y 0,8 m de espesor y pesa aproximadamente 65 toneladas. Esta losa está decorada con un hacha emangada, un báculo, y en la parte inferior, del tren delantero de un bóvido.

Losas grabadas de pared y techo de la Table des Marchand, Locmariaquer. Imagen

El túmulo de Er-Grah, a pocos metros del Grand-Menhir, probablemente fue construido alrededor de 4.200 AEC. Este gigantesco monumento pertenece a la categoría de las sepulturas con panteón cerrado. Se cree que se trata de tumbas de personajes importantes, debido a sus dimensiones y material funerario hallado en su interior.

1.Dolmen de la Table des Marchand 2.Tumulus d´Er Grah 3.Gran Menhir brisé

Cairn de Gavrinis

Los túmulos y tumbas son muy numerosos en la región, y no lejos de Carnac, en la zona sur de la isla de Gavrinis se encuentra un importante túmulo de piedras. Fue construido hacia el 3500 AEC, una época en la que la isla todavía se encontraba unida al continente.

El túmulo cubre un dolmen de cámara única y un corredor de 14 m de largo, 2 de alto y 1,5 m de ancho. Se enmarca en una categoría arquitectónica (dolmen de corredor y cámara simple) muy frecuente en Bretaña entre los años 4500 y 3000 AEC. El suelo del corredor está completamente adoquinado con piedras planas.

Cairn de Gavrinis
Cairn de Gavrinis

Termina en una cámara simple, casi cuadrada, de 2,5 m de lado y situada prácticamente en el centro del cairn. Una piedra a modo de umbral separa la cámara del corredor.

Entrada
Entrada

La losa que cubre la cámara pesa 17 toneladas y mide 3,7 m de largo, 3,1 m de ancho y 0,8 m de grosor, y su cara superior muestra grabados que representan un gran yugo de 2,8 m y un bóvido de 2 m de longitud. Tiene un diámetro de 50 m y una altura de 8 m.

Detalle de la losa de Gavrinis. Imagen

Se ha podido identificar que la mencionada losa de Gavrinis, la losa de cobertura de la Table des Marchand y la losa de cobertura del dolmen del túmulo de Er Grah, son parte de un mismo bloque de piedra ya que los motivos decorativos del grabado de un bóvido se complementan perfectamente.

Piezas del Menhir de Er Grah, Mesa de los Mercaderes (Table de Marchand), y la losa de Gavrinis y del túmulo de Locmariaquer

Cairn de Gavrinis se encuentra a una distancia de unos 5 kilómetros en línea recta de Locmariaquer, pero para llegar de un lugar a otro hay que recorrer parte en tierra y parte en agua, por lo que se presume que tienen que haber trasladado el bloque de piedra con una compleja combinación de medios de transporte.

Progresión de superficies de tierra y agua entre Carnac y Gavrinis

Si se unieran nuevamente las tres losas constituirían un menhir de unos 14 metros de altura. Se cree que fue uno de los menhires que antaño se erguían junto al Grand Menhir Brisé («Gran Menhir Caído») en Locmariaquer, reutilizado tras desplomarse fortuita o intencionadamente.

Cairn de Gavrinis
Cairn de Gavrinis

23 de las 29 losas verticales que forman las paredes del corredor están decoradas con grabados en los que se distinguen una gran variedad de figuras: escudos, cruces, hachas y yugos.

Numeración de las losas del pasillo de Gavrinis

También se encuentran grabados de signos en “U”, serpientes y formas geométricas (arcos, espirales), una síntesis de los elementos utilizados por los artistas del megalitismo bretón.

Cairn de Gavrinis
Cairn de Gavrinis

Cada losa decorada está completamente cubierta de grabados, lo que proporciona a las piedras el aspecto de gigantescas huellas digitales. Las excavaciones han revelado que ciertas losas tienen grabados también en el lado opuesto.

Cairn de Gavrinis
Cairn de Gavrinis

Estos espléndidos motivos, así como el gran cuidado y destreza que sus autores aplicaron en la construcción del cairn, hacen que Gavrinis sea considerado uno de los monumentos megalíticos más bellos del mundo.

Cairn de Gavrinis
Cairn de Gavrinis

La losa nº 18 muestra en su centro tres orificios circulares. Parece ser una anomalía geológica natural, obra de la erosión, pero trabajada posteriormente por la mano del hombre. Sin embargo, no es posible saber con exactitud si la losa fue escogida precisamente en razón de esa singularidad o no.

Losa nº 18

El Cairn de Gavrinis dejó de utilizarse en torno al 3000 AEC por razones desconocidas. Se tapió el acceso al interior con piedras y posteriormente se cubrió con arena, transformando así la estructura en un montículo cerrado.

Fuente:

Un comentario sobre “Carnac, Locmariaquer y Cairn de Gavrinis

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.