Esferas de piedra de Costa Rica


En 1939 se hallaron en Costa Rica una cantidad de enormes esferas de piedra de asombrosa perfección, cuando empleados de compañía United Fruits comenzaron a preparar unos terrenos para el cultivo del banano.

Esferas de Costa Rica
Esferas de Costa Rica

Se trata de unas monumentales esferas de granito y gabro –roca plutónica– descubiertas en la espesa jungla tropical donde en otras épocas se desarrollara el pueblo indígena buruca.

Esfera de Costa Rica
Esfera de Costa Rica

La arqueóloga estadounidense Doris Stone fue la primera en investigar sobre las esferas y de percatarse que en toda la zona del Diquís no existen canteras del material utilizado en la fabricación de las mismas. Desde entonces se debate acerca su procedencia, su elaboración, su naturaleza y su significado.

Las esferas se encontraron de forma abundante en la zona del Pacifico Sur en el Delta del Diquis, en cuatro zonas arqueológicas declaradas patrimonio mundial y denominadas Batamal, Finca 6, Grijalba 2 y El Silencio. Se hallan en varios contextos, como en grupos de hasta 14 o 15.

Ubicación de las petroesferas de Costa Rica

El amplio espectro de hipótesis sobre su razón de ser van desde mojones para delimitar fronteras tribales hasta objetos de culto, calendarios astronómicos, constelaciones estelares a escala, cartas de navegación marítima y corrientes oceánicas, elementos de status social, entre otras ideas.

Esfera grabada de Finca Victoria
Esfera grabada de Finca Victoria

Al día de hoy se han encontrado unas 300 esferas y continúan apareciendo. Sus diámetros oscilan entre 7 centímetros y 2,66 metros, con un peso de hasta 16 toneladas.

Detalle del grabado de Finca Victoria
Detalle del grabado de Finca Victoria

El arqueólogo Francisco Corrales, del Museo Nacional de Costa Rica, afirma que las esferas tienen una perfección asombrosa: “Hay esferas muy perfectas, de casi el 96 por ciento. Se fabricaban en varios materiales, rocas de granito y gabro, piedra caliza o arenisca, pero la mayor parte en gabro”.

Esfera de 55 cms de diámetro hallada en Finca 7, ultimo descubrimiento (2012). Foto: Museo Nacional de Costa Rica

Según el arqueólogo Corrales las sociedades indígenas trabajaron la piedra hace milenios. Alrededor del 400 AEC empezaron la manufactura de las esferas.

Esfera de Costa Rica
Esfera de Costa Rica

Las características que han determinado su origen artificial son:

  1. La extraordinaria cantidad producida
  2. Su gran tamaño y perfección esférica
  3. El fino acabado en sus superficies
  4. El hallazgo de conjuntos de esferas formando alineaciones o figuras geométricas
Esfera arenisca con grabados - Colección Museo Nacional de Costa Rica
Esfera arenisca con grabados – Colección Museo Nacional de Costa Rica

Más allá del caso de Costa Rica, se han encontrado llamativas esferas de piedra en una cantidad de lugares del planeta, de distintos tamaños y composición mineral. En algunos casos se le ha atribuido al hombre la manufactura de estas singulares esculturas redondas, y en otros, a la naturaleza.

México

En Sierra Ameca, México, se encontraron centenares de inmensas esferas líticas. Según algunos expertos, el origen de dichas esferas se debe a la unión de cenizas volcánicas por cristalización a muy altas temperaturas. Sus diámetros oscilan entre los 60 y 335 centímetros.

Esferas en Sierra Ameca, Mexico
Esferas en Sierra Ameca, Mexico

Venezuela

Las esferas líticas de Onoto, fueron descubiertas en la construcción de la represa El Cují a comienzos de la década de los años setenta. Cuando comenzaron las excavaciones empezaron a aflorar innumerables esferas líticas de diferentes tamaños, algunas del diámetro de un balón de futbol hasta unas que sobrepasaban los dos metros ampliamente. Según las declaraciones de científicos locales se atribuye su construcción a la mano del hombre:

Es tácito para el ojo experto observar en las rocas el trabajo cutural de la mano del hombre, pues se observa el lasqueado y puntos de percusión lo que hace que se tomen las Esferas Líticas de Onoto en otro nivel de investigación científica, historia y etnográfica”.

Esferas de Onoto, Venezuela
Esferas de Onoto, Venezuela

Isla de Pascua

La piedra esférica de la Isla de Pascua representa para los pascuenses el «TE PITO O TE HENUA», el ombligo del mundo, y según su leyenda, fue traída por Hotu Matua ‘a (su primer rey – Ariki Henua) en su embarcación. Al al igual que los Moeraki de Nueva Zelanda, la esfera de Isla de Pascua tiene carga magnética.

Esferas de Isla de Pascua
Esferas de Isla de Pascua

Argentina

El parque geopaleontológico de Ischigualasto, en Argentina, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en el llamado Valle de la Luna, detenta las esferas mas antiguas de todo el planeta, que según los expertos la formación natural de estas bolas se dio hace decenas de millones de años por el fenómeno geológico de concreción. Además, se encontraron manifestaciones de arte rupestre junto a las populares esferas de piedra.

Parque Ischigualastro en San Juan, Argentina
Parque Ischigualastro en San Juan, Argentina

Esferas de Nueva Zelanda

Las esferas de piedra MOERAKI, en alusión a la playa homónima, son formaciones rocosas, de forma esférica y se encuentran tumbadas en la playa en Otago Norte, Nueva Zelanda. Las rocas varían en tamaño de 0,5 metros a 2,2 metros de diámetro y pueden llegar a pesar hasta siete toneladas.

Moeraki de Nueva Zelanda
Moeraki de Nueva Zelanda

Los científicos afirman que son obra de la naturaleza y que las piedras esféricas de este lugar están compuestas por restos de calcio cristalizado de un sedimento mineral de cerca de 60 millones años.

Moeraki de Nueva Zelanda
Moeraki de Nueva Zelanda

Con la erosión de las olas alcanzando la costa y el viento azotando los muros de las paredes verticales de KoeKohe, las esferas fueron emergiendo una a una de bajo la tierra. Es así­ como los maoríes las descubrieron y recitaron leyendas sobre ellas. Según las tradiciones orales de la isla los Moeraki son piedras sagradas.

Moeraki de Nueva Zelanda
Moeraki de Nueva Zelanda

Lo singular de estas piedras es que son huecas, sus interiores son de barro y cieno, y se cimentaron con una calcita magnética lo cuál le brinda a la esfera carga magnética. Si se coloca una brújula sobre una de estas piedras, la misma da vueltas sin parar.

Cartago

En Cartago se han encontrado gran cantidad, en pequeño y mediano formato. Estas piedras maravillosamente redondeadas han sido atribuidas a los Fenicios, denominándolas piedras de fuego o piedras de cañón.

Esferas de Cártago
Esferas de Cártago

Pero esta definición resulta poco feliz dado que en épocas fenicias no se conocía la pólvora ni el cañón, y tiene poca lógica que sea necesaria tan elaborada redondez para ser disparadas por las catapultas de la época. Es además de notar los diferentes tamaños de las esferas en las que unas que son muy grandes para ese fin y otras muy pequeñas para hacer algo.

Bosnia

Las esferas que se encuentran en Zavidovici, una población de la Bosnia central, fueron descubiertas en 1938, justo un año antes que las de Costa Rica. Las mismas salieron a la luz por causa de una tormenta que provocó que el río de la ciudad se desbordara y abriera un enorme surco en la montaña, floreciendo las piedras hasta entonces ocultas.

Esferas de Bosnia
Esferas de Bosnia

China

En 2007, mientras se construía una carretera en la provincia china de Hunan, se desenterró una cantidad esferas de piedra. Según las primeras investigaciones, se encuentran el un área bastante extensa. La esfera más pequeña tiene el tamaño de un melón, aunque la mayoría son bastante grandes. Los investigadores también han descubierto que su capa interior es negra y brillante.

Esferas de China
Esferas de China

Las esferas podrían producirse naturalmente por: desgaste natural por abrasión, provocada cuando los bloques rocosos son arrastrados por la fuerza de los ríos desde altas pendientes; por exfoliación, algunas clases de roca desprenden capas – por cambios de temperaturas o exposición ambiental – dejando superficies redondeadas; por actividad volcánica, por la cristalización de lava incandescente, en su caída o rodaje desde la cumbre hasta las laderas del volcán; o asimismo, de forma natural al partir de concreciones de calcio y carbonatos alrededor de un pequeño núcleo mineral, que al cabo de millones de años se le van adhiriendo otras partículas sumando capas y más capas, como las de una cebolla.

No obstante esto, en los casos que comunidad científica sí ha determinado la manufactura artificial de estas esculturas esféricas, nos quedamos mirando asombrados sin poder entender su origen ni su propósito.

Fuentes:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.