Cueva de Chauvet

La cueva de Chauvet, ubicada cerca de la pequeña localidad de Vallon-Pont-d’Arc, junto al río Ardèche, contiene una de las muestras de pintura rupestre más exquisita y antigua del mundo entero. La mayor parte de los dibujos y pinturas se remontan a unos 32.000 años atrás y se conservan como si se hubieran pintado ayer.

FRANCIA%20PREHISTORIALa cueva de Chauvet es inusualmente grande y la calidad, cantidad y estado de las obras de arte encontradas en sus paredes son sencillamente espectaculares. La Cueva fue milagrosamente preservada por el desprendimiento de una pared rocosa hace 23.000 años aprox., que la mantuvo cerrada y asilada de la humanidad hasta su redescubrimiento en 1994, realizado por los espeleólogos Jean-Marie Chauvet, Christian Hillaire y Eliette Brunel. En el 2014 la UNESCO la incluyó en su Lista del Patrimonio de la Humanidad.

chauvet-rightEn las paredes de la cueva están representados 424 animales de 14 especies diferentes, un bestiario completo de fauna salvaje: osos de las cavernas, panteras, caballos, renos, mamuts, bisontes, leones, hienas, rinocerontes lanudos, entre otros.

imageAparte de los animales, en las paredes de la cueva también pueden apreciarse manos en negativo y en positivo, representaciones de sexos femeninos y signos de puntos formando figuras no descifrados hasta la fecha.

reddots

Datación y ocupación

Basándose en la datación por radiocarbono del «hollín sobre los dibujos y del suelo, procedente de las antorchas», según el especialista Jean Clottes, el primer especialista que entró al lugar, «las fechas se dividen en dos grupos, uno centrado alrededor de 32.000-30.000 AP y el otro alrededor de 27.000 – 26.000 AP». Se han fijando las fechas de 31 muestras de la cueva, siendo la más antigua, de 32.900 (± 490) AP.

spl-c009-7644_2000x1500De acuerdo a estos estudios la cueva habría sido ocupada por los seres humanos durante dos períodos distintos: el Auriñaciense y el Gravetiense. La mayor parte de la obra de arte se remonta a la más antigua de las dos eras, el Auriñaciense (30.000 a 32.000 AP).

Sin título 2La posterior ocupación gravetiense, que se produjo hace 25.000 a 27.000 años, dejó poco más que huellas de un niño, los restos carbonizados de hogares antiguos y las manchas de humo de las antorchas que iluminaban las cuevas. Se ha determinado que el hombre de aquel entonces no utilizó la cueva como vivienda sino exclusivamente como lugar para pintar, quizás parte de sus ritos.

Grotta-Chauvet-Orso1Después de la visita del niño a la cueva -cuyas huellas pueden ser las más antiguas halladas hasta la actualidad-, esta quedó bloqueada sin otro contacto con el mundo, hasta que fuera redescubierta en 1994.

cropped-chauvet-panoramaSi bien las pinturas más antiguas de El Castillo (el gran disco rojo y las manos en negativo del Panel de las Manos) y de Altamira (el caballo del Techo de las Manos y los símbolos rojos con forma de bastón del Techo de los Policromos) son anteriores a las de Chauvet, las mejores pinturas, las más complejas y logradas, son muy posteriores, en unos 15.000 años en promedio. Por esto podemos decir que la “escuela de pintura”, el “magisterio de arte paleolítico”, se forjó en Chauvet.

Sin título

Técnica

La técnica artística empleada en la Cueva de Chauvet es de un nivel de expertise impensado. El trazo es perfecto, estilizado y proporcionado; la expresión de las bestias está sumamente bien lograda; la técnica de sombras y relieves es impecable; y la animación que adquieren al sobrepintarse los contornos es asombrosa.

Gravure-Grotte-Chauvet-grand-format

“Estos caballos son mostrados siempre de frente. Pero si nos movemos solo un poco podemos ver como se mueven. Se trata de pintura en tres dimensiones”, explica Marie Bardisa, conservadora de la cueva.

peintures-chevaux-grotte-chauvet-caverne-pont-arc-ardeche

Para Clottes, los artistas de Chauvet —cuyas pinturas casi doblan en antigüedad a las de Lascaux— innovaron con técnicas muy sofisticadas. “Por ejemplo, usaban la perspectiva para reproducir las piernas de los animales o la relación entre varios de ellos”, afirma.

bison-peinture-animee-grotte-chauvet-caverne-pont-arc

“A través del esparcimiento de la pintura, le daban sombra al interior de las caras y cuerpos de los animales para darles relieve y resaltarlos. Esta técnica se llama stump-drawing. Y ellos la inventaron”.

Rhinocros_grotte_ChauvetEn una pared pueden verse manos pintadas en positivo, junto a signos formados por puntos rojos. Estas marcas de manos fueron realizadas por una persona pequeña, probablemente una mujer o un adolescente.

TO GO WITH AFP STORY BY PHILOMENE BOUILLON A view taken on June 13, 2014 shows paintings on the rock walls of the Chauvet cave, in Vallon Pont d'Arc. AFP PHOTO / JEFF PACHOUD == RESTRICTED TO EDITORIAL USE ==También hay plantillas de manos en negativo, pintadas con color rojo. En total la cueva contiene 12 impresiones de manos en ocre, 9 plantillas (stencils) de manos en negativo y unas 450 palmas pintadas, principalmente en la Galería de las Manos.

35dd6e0b582c941e8e12cc21b9e8366c

Descubrimiento

Un domingo 18 de diciembre de 1994, Chauvet («guardián de cuevas ornamentadas», dependiente del Ministerio de Cultura de Francia) y dos amigos suyos aficionados a la espeleología, Éliette Brunel y Christian Hillaire, acudieron al circo de Estre, un meandro del antiguo cauce del río Ardèche. Tiempo atrás habían localizado allí una pequeña cavidad de la que emanaba una ligera corriente de aire y querían comprobar si era la entrada de una cueva.

Retiraron unos escombros que ocultaban un pequeño pasadizo subterráneo, por el que se deslizaron hasta llegar a un hueco oscuro. Luego descendieron hasta alcanzar una vasta sala, con un techo muy elevado del que colgaban espléndidas estalactitas. A continuación, y en fila india, recorrieron otras salas en las que contemplaron singulares formaciones geológicas, así como huesos de animales.

cstephane-jaillet-ministere-de-la-culture-salle-du-crane-et-

Fue durante el regreso cuando Éliette Brunel, al recorrer con su lámpara las paredes, iluminó de pronto la imagen de un pequeño mamut en ocre rojo y descubrió las pinturas rupestres. Elevando sus linternas sobre los muros, los tres amigos descubrieron asombrados centenares de pinturas y grabados que representaban caballos, bóvidos, oso, rinocerontes, y leones, el maravilloso reflejo de una fauna desaparecida hacía milenios de esa zona.

la-fresque-des-lions-de-la-caverne-du-pont-d-arc

Conscientes de la importancia del hallazgo, protegieron la entrada de la gruta y al cabo de diez días informaron de su existencia a Jean-Pierre Daugas, conservador regional de Arqueología en la región de Ródano-Alpes; poco después contactaron también con el prehistoriador Jean Clottes para verificar el descubrimiento y autentificar las pinturas.

Los espeleólogos aficionados entregaban así el relevo a los prehistoriadores, pero no por ello se quedaron sin su porción de gloria: la cueva descubierta fue bautizada como «gruta Chauvet», y dos de las salas llevarían los nombres de Brunel e Hillaire.

galerie-rhinoceros-grotte-chauvet-caverne-pont-arc-ardeche

La réplica de Chauvet: Pont D’Arc

La cueva original nunca ha estado abierta al público. Contrariamente a lo ocurrido en la cueva de Lascaux, que fue abierta al público y dañada por el dióxido de carbono exhalado por los turistas, en el caso de Chauvet, la réplica es la única forma de admirar las riquezas de la cavidad original.

cdrac-rhone-alpes-ministere-de-la-culture-et-de-la-communica

Esta copia perfecta de Chauvet se inauguró en Abril de 2015, y en ella se recrea la topografía, la temperatura y los tesoros artísticos de la cueva original. El proyecto involucró a escultores, pintores, arquitectos, escenógrafos y otras especializaciones, quienes han recreado a escala real esta réplica llamada Cueva de Pont D’Arc.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los diseñadores han trabajado en estrecha colaboración con un equipo científico y su desafío fue reconstituir los 8,500 m2 de la gruta original en apenas 3,500 m2, manteniendo la proporción de los volúmenes originales.

Dramatización

Hace unos 30.000 años, cuando el Homo sapiens era un cazador-recolector, es decir que todavía no había dominado el oficio de la agricultura, ni mucho menos la escritura, su preocupación y ocupación fundamental era sobrevivir cada día, y por consiguiente eso era en lo que había desarrollado sus mayores habilidades.

No obstante, parece que por aquellos tiempos, aquel hombre prehistórico descubrió que tenía otras inquietudes que iban más allá de su mera subsistencia.

91841222_2000x1326

La entrada de la cueva está ubicada en lo alto de la estructura rocosa, antes del puente natural de Pont d’Arc. Esta formación rocosa es el puente natural más grande de Europa.

En este contexto y con la imagen de fondo de Pont d’Arc, esbozo la siguiente escena, totalmente ficticia, para exponer lo improbable de toda esta situación:

El grupo de cazadores se encontraba en la búsqueda del sustento diario cuando, súbitamente, se desató una gran tormenta. Conscientes del peligro de la lluvia, que casi siempre conllevaba al resfrío, y este ineludiblemente a la muerte, el grupo de hombres decidió resguardarse dentro de una cueva cercana.

Ya dentro de la cueva, y más tranquilos, los cazadores decidieron hacer tiempo y sentarse a esperar. Las opciones para entretenerse no eran muchas. Luego de conversar un rato sobre los temas de rutina como el clima, las decisiones del jefe de la tribu, entre otras, se da la siguiente conversación entre dos de los integrantes del grupo:

– Mazadón (M): Che Grotesco, vos que siempre andas garabateando cosas, por que no te pintas algo?

– Grotesco (G): No sé, la lluvia me pone nostálgico. Además, que pintaría?

– M: Pintanos a nosotros. Inmortalizanos! (risas)

– G: Si son más feos que mi suegra! En todo caso, prefiero pintar a las bestias que andan por acá afuera. Así cuando seamos muy viejos, con 38 años, y traigamos aquí a nuestros bisnietos, podremos mostrarles los animales que extinguimos! (más risas)

– M: OK, pero mirá que tenés que lucirte con los dibujos, no sea cosa que nos hagas quedar como bestias a nosotros para toda la posteridad! (risas de camaradería, propia de todo grupo de cazadores)

Así, mientras el grupo volvía a su charla informal, Grotesco sacaba sus rústicos elementos y se disponía a pintar, a recrear en sus dibujos lo que él tenía en su mente. Nunca antes había encarado semejante desafío intelectual. Era algo tan osado que de hecho, nunca nadie antes se había animado a hacerlo.

Sus amigos no tenían grandes expectativas de lo que Grotesco pudiera llegar a lograr. Al fin y al cabo, no solo nunca había ido a una escuela de bellas artes, sino que jamás había visto una pintura figurativa. Salvo por las manchas coloradas y las manos en negativo de otras cuevas, hechas miles de años antes por sus ancestros, casi no conocía de la existencia de la pintura rupestre. Se sentía un precursor, un pintor “avant garde”.

Pero aun sin ninguna formación en dibujo técnico, ni en historia del arte, Grotesco puso su mejor empeño para no quedar mal ante su grupo de camaradas y procurando que su trazo no le falle, delineó de memoria, bajo la luz de su antorcha y sobre las irregularidades de las paredes de la cueva, los animales que retenía en su memoria.

Horas más tarde, con toda la concentración puesta en sus dibujos, Grotesco había perdido la noción del tiempo, sin notar siquiera que su grupo ya había abandonado la cueva. Justo cuando salía en su búsqueda, los encuentra volviendo de hacer la faena del día puesto que, mientras que Grotesco pintaba entusiasta, había dejado de llover.

El grupo de cazadores observó la obra de Grotesco, quien parecía satisfecho. La analizaron detalladamente, como un jurado de Rupestre Idol. Bromearon un poco con él, lo palmearon, felicitaron y volvieron todos a la tribu. Había comida, sobrevivirían un día más.

homo-sapiens-sapiens

El artista firmará las obras al finalizar la vernissage

Por supuesto que esto no sucedió así, al menos no en su totalidad, ya que se ha comprobado que entre las primeras pinturas y las últimas transcurrieron unos 5.000 años.

Pero sirva esta parodia para ridiculizar el supuesto imperante de que el elemental hombre de las cavernas, con todas sus limitaciones, necesidades esenciales y repleto de carencias, haya sido el artífice de semejante demostración de bellas artes.

w1-s1-chauvet-a-20140624Cuantos de nosotros, humanos evolucionados, podríamos realizar tamaño prodigio de ilustración? Más aún, cuantos dibujantes profesionales podrían realizar estas obras en la actualidad, bajo la tenue luz de unas antorchas, con primitivos elementos de pintura y sobre la irregularidad de las paredes?

Como atribuir al incipiente homo sapiens de las cavernas estas pinturas que reflejan una proporción perfecta de las criaturas del reino animal, que en sus series parecerían cobrar movimiento, que en sus sombreados adquieren profundidad y cuyo realismo es abrumador?

Como desarrolló ese primitivo hombre las habilidades creativas, técnicas y de abstracción necesarias? Como es que de repente sus manos pasaron de ser herramientas de caza, destrucción y matanza, a ser instrumentos de creación, con una finísima motricidad?

De donde surgió esa notable inquietud intelectual de desarrollar aquel maravilloso arte figurativo, en medio de un océano de necesidades básicas?

Chauvet es como un teatro. Allí donde se deposita la luz, las pinturas cobran vida y nos cuentan historias, cuentos que lamentablemente nosotros no podemos comprender en toda su magnitud. Chauvet contiene las pinturas rupestres más antiguas y es a la la cueva más reciente en ser descubierta, lo que denota lo poco que sabemos sobre los inicios y evolución de nuestra humanidad.

Como podemos estar tan seguros de que no existen otros tesoros prehistóricos aguardando por ser descubiertos? Quien sabe que nuevo descubrimiento pueda revolucionar todo lo que sabemos con certeza hasta el momento?

p5-chauvet-b-20140624

Documental sobre la cueva de Chauvet “La cueva de los sueños olvidados”, realizado por Werner Herzog en 2010:

Video breve con imágenes de la Cueva de Chauvet:

Fuentes principales:

Anuncios

Una respuesta a “Cueva de Chauvet

  1. ¡Impresionante! Más que la exposición de un bestiario, él o los “artistas-cronistas” relatan una historia, una serie de hechos que no se pueden pasar por alto, ya que los animales representados manifiestan movimiento y evidente acción, similar a un dominio, ataque o estampida. Me pregunto qué clase de historia cuentan los “puntos” y las manos. Todo esto debe tener un significado más allá del contexto extraordinariamente artístico, que por fortuna para nosotros, hemos podido admirar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s