Rapa Nui – Isla de Pascua

Descubrimiento

La isla fue descubierta (por el mundo occidental) el 5 de abril de 1722 por el almirante holandés Jacob Roggewen y fue bautizada precisamente con el nombre de “Paasche Eiland” por haber sido descubierta en ese día. En 1888 fue anexada a Chile mediante un tratado en el que cede su soberanía.

Volcan Rano Kau

Volcan Rano Kau

En su idioma autóctono, la isla antes era conocida como Te pito o te henua, que significa «El ombligo de la Tierra» y Mata ki te rangi, «Ojos que miran al cielo». La denominación de Rapa Nui, que significa «Rapa grande», es en tahitiano y estaría asociado con el parecido encontrado que encontraron con la isla de Rapa, en la actual Polinesia Francesa, y a la cual también se le conoce como Rapa Iti («Rapa pequeña»). Posteriormente, esta denominación “Rapa Nui” se hizo extensiva a otros idiomas para denominar al pueblo aborigen y a su idioma, pero como una única palabra, «rapanui».

Isla de Pascua - Mapa

Isla de Pascua – Mapa

De acuerdo a las investigaciones arqueológicas, el origen de esta etnia provendría de la Polinesia, posiblemente desde las islas Marquesas. Teorías recientes postulan que la isla de Rapa Iti sería la mítica Hiva, de la cual habrían provenido los ancestros de los nativos de Isla de Pascua, según la mitología pascuense. También se especula que la civilización inca podría haber establecido una ruta marítima con la población rapanui.

Origen

Para la arqueología oficial, la historia de la Isla de Pascua, hasta la llegada de los primeros europeos, se divide en tres fases: la liquidación (400-1000), la ampliación (1000-1500), y la decadencia (1500-1722). Los habitantes de la Isla de Pascua han desarrollado una cultura muy rica y particular debido a su condición de ultra-aislamiento respecto del resto de las civilizaciones, ya que se trata de la isla más insular del mundo.

Isla de Pascua - Mapa

Isla de Pascua – Mapa

Durante más de mil años mantuvieron una sociedad pacífica, estable y constructiva que apoya una gran clase de maestros constructores y maestros escultores, y fue gobernada por una jerarquía hereditaria de sacerdotes-reyes sagrados. Sin embargo, la superpoblación y el deterioro del ambiente dio lugar a la guerra entre tribus por el siglo XVII. En medio de la confusión todas las estatuas de pie en las plataformas fueron derribadas. Fue en esta época que los primeros exploradores europeos descubrieron la isla.

Corriente inmigratoria

Corriente inmigratoria

Isla de Pascua es uno de los casos más extremos de destrucción forestal en el mundo: todo el bosque ha desaparecido, con todas sus especies extinguidas. Diversos estudios botánicos han demostrado que antes de la llegada del humano, la isla estuvo cubierta de bosques con árboles altos. A la llegada de Jakob Roggeveen sin embargo, estaba convertida en un terreno árido y baldío. Parece ser que el bosque de palmeras original fue deforestado por los nativos, usando su madera para erigir las estatuas de los moáis.

Vista de la caldera volcánica de Rano Kau

Vista de la caldera volcánica de Rano Kau

Mitos y folfklore

Según la tradición oral rapanui, los primeros habitantes de la isla Rapa nui (isla de Pascua) llegaron huyendo del hundimiento de un mítico continente o isla llamado Hiva (aún sin identificar) aproximadamente hacia el siglo VI.

Anakena - playa por donde llegó Hotu Matu`a (Primer Rey de la isla)

Anakena – playa por donde llegó Hotu Matu`a (Primer Rey de la isla)

Hotu Matu’a, su primer Ariki Henua (rey), trajo consigo 67 tablas reales, que corresponden a las 67 sabidurías Maorí relacionadas con, por ejemplo, el saber navegar y conocer la astronomía.

La mayor parte de la población vivía hacia el interior, junto a las áreas de cultivo. En el litoral establecían centros religiosos, políticos y ceremoniales (Anakena, Akahanga) y rendían culto a los ancestros casi deificados representados por los moáis.

Frente recortado

Frente recortado

Se sabe que poco después de los primeros polinesios llegó a la isla una segunda inmigración. El origen de estos nuevos pobladores es polémico, ya que sus características raciales difieren de las de aquellos que entonces se consideraban “nativos”. A los nuevos habitantes se les llamó Hanau eepe, lo que literalmente quiere decir “raza ancha”, y en efecto, éstos eran más corpulentos y robustos que los Hanau momoko o raza delgada que ocupaban desde antes el lugar.

Perfil recortado

Perfil recortado

Los Hanau eepe tenían muy desarrollados los lóbulos de las orejas razón por la cual muchos antropólogos los asocian con los incas y sus nobles orejones descritos por Francisco Pizarro en sus informes. Pero éste, como muchos otros es un misterio no desentrañado aún. Por el momento, los orejas cortas y los orejas largas son protagonistas históricos de origen confuso, pero cuya existencia está afianzada con reales testimonios en el pasado.

Cuando los holandeses arribaron a la isla, las tribus de las orejas cortas y las orejas largas se encontraban en guerra, siendo los Hanau Momoko (Orejas Cortas), el pueblo común, quienes se levantaron contra la clase dominante, los Hanau Eepe (Orejas largas), destruyendo los altares ceremoniales.

Moais

Moais

Las leyendas que se han ido transmitiendo de generación en generación hablan de la llegada a la isla de unos hombres venidos del cielo, los ”hombres pájaro” (quizás, los primeros ”orejas largas”), quienes se unieron con mujeres ”orejas cortas” y tuvieron descendencia. Esos seres habrían enseñado algunos de sus conocimientos y su método de escritura a sus anfitriones, y posteriormente, habrían llegado a someterlos completamente hasta el día en que los nativos de la isla se revelaron y los aniquilaron por completo.

Sobre el tema de la raza de las orejas largas, es interesante encontrar alguna similitud con el mito de la civilización andina sobre la diosa Oryana.

Moais

Moais

Oryana era un ser “venido de las estrellas” de extraño aspecto físico pues poseía una cabeza alargada, grandes orejas en punta, cuatro dedos al final de cada extremidad y escamas como de pez, que llegó al Lago Titicaca para mejorar mediante el mestizaje a una brutal raza de gigantes que allí vivía.

Moais

Moais

La leyenda de los siete exploradores

Los historiadores han aceptado la existencia de Hotu Matu’a y las circunstancias de su llegada a la Isla de Pascua, y en este marco analizan el relato de los siete exploradores, a partir de la cual se podrían inferir algunos hechos.

Moais

Moais

El mito señala que, precediendo al viaje de su rey, Hotu Matu’a, y por instrucciones de un vidente, siete navegantes llegaron a la isla buscando un lugar adecuado para instalarse y sembrar “ñame” (tubérculo base de la alimentación de los inmigrantes). Dos de ellos traían, además, un moai y un collar de madreperlas, que escondieron y que luego dejaron abandonados cuando regresaron a su tierra de Hiva. Sólo un explorador se quedó en la isla.

Moais

Moais

Varios estudiosos han visto en este mito posibles interpretaciones que explicarían la visión de aquellos “inmigrantes”: que cuando Hotu Matúa llegó a la isla, ésta ya estaba poblada; que ya existía en ella el “ñame”; y que también, ya existían los moais.

Otros deducen además, que los siete exploradores simbolizan a siete generaciones que habitaron el lugar; o tal vez a siete tribus inmigrantes, de las cuales sólo una sobrevivió y se mezcló con la gente de Hotu Matúa. Quizás los siete moais que miran hacia el mar representen aquellos siete primeros navegantes.

Los Moais

Moais

Moais

La principal característica de la Rapa Nui es su cultura ancestral y las más de 800 esculturas de Moais colocadas en todo el perímetro de la isla. Los métodos de construcción y transporte de estas enormes figuras son aún un completo misterio ya que algunas de ellas llegan a pesar 80 toneladas.

Mapa de Moais

Mapa de Moais

Una curiosidad sobre estas construcciones es que todas las cabezas, a excepción de 7 de ellas, están mirando hacia el interior de la isla. Éstas esculturas, construidas en piedra volcánica, varían en forma y tamaño, habiendo algunas que alcanzan los 10 metros de altura.

Moai de Ahu Akivi, el único que mira hacia el océano

Moai de Ahu Akivi, el único que mira hacia el océano

Si bien durante algún tiempo se creyó que los Moais eran sólo cabezas, hace varias décadas se ha descubierto que muchos moais tienen cuerpo entero, bien detallado y definido, con diseños tallados en sus espaldas, cuyo significado aún no ha sido descifrado. Algunos de ellos han sido representados con las manos en sus genitales, como en el caso de las esculturas de veneración del falo.

Excavación de moai enterrado

Excavación de moai enterrado

Cuando los primeros navegantes holandeses arribaron, se encontraron con una cultura de la edad de piedra que había tallado los moáis con herramientas líticas, los había transportado por un terreno irregular, a una distancia de hasta 18 kilómetros, sin animales de tiro, ni ruedas, y luego los subió a los Ahu, enormes plataformas de piedra perfectamente ensambladas. A cualquiera que haya vistado Rapa Nui le asalta la misma pregunta que a los holandeses: cómo lo hicieron?

Espalda de Moais

Espalda de Moais

Thor Heyerdahl, el etnógrafo y aventurero noruego cuyas expediciones por el Pacífico contribuyeron a suscitar el interés mundial por la isla de Pascua, pensaba que las estatuas eran obra de pueblos preincaicos de Perú, no de polinesios. El suizo Erich von Däniken, autor de Recuerdos del futuro, estaba convencido de que eran obra de extraterrestres. Las evidencias ar­­queológicas han datado los restos orgánicos, infiriendo a partir de ello que los constructores de los moáis eran polinesios, pero al no ser posible datar los monumentos pétreos no hay certezas sobre su antigüedad, de cómo fueron transportados, ni mucho menos asegurar quienes fueron sus constructores.

Tipologías de los Moais

Tipologías de los Moais

Por lo común los investigadores han dado por hecho que las arrastraban. «Los expertos pueden decir lo que quieran, pero nosotros sabemos la verdad. Las estatuas andaban», afirma Suri Tuki, un nativo de la isla. Según la tradición oral de los rapanui, a los moáis los animaba el mana, una fuerza espiritual transmitida por los antepasados.

Los Ahu (muros ciclópeos)

Además de los fascinantes moais, existen en la isla muros gigantescos de piedra que dan testimonio de la singular maestría que llegaron a poseer sus artífices en la construcción de monumentos megalíticos.

Ahu Vinapu

Ahu Vinapu

Entre las ruinas del centro ceremonial de Vinapu, perteneciente al primer periodo de la cultura rapanui, se puede ver uno de los ahu (plataformas sagradas) más grandes de la Isla de Pascua.

Ahu Vinapu

Ahu Vinapu

Los muros ciclópeos de esta plataforma están realizados con grandes losas de basalto ensambladas con tal cuidado y perfección que es imposible insertar una cuchilla entre las juntas.

Muro megalítico

Estos muros, que denotan una maestría única en su tallado y armado, nos remiten directamente a los trabajos pétros de Perú y Egipto, elaborados con el mismo nivel de perfección.

Comparativa Perú Egipto

Comparativa: Perú y Egipto

Como en todos los casos de Perú y Egipto, las rocas asimétricas encajan a la perfección, sin necesidad de argamasa, y sin dejar la menor rendija entre ellas.

Ahu Vinapu

Ahu Vinapu

La piedra esférica

Hay en la isla una piedra esférica, como las de Costa Rica, la cual representa para los pascuenses el “TE PITO O TE HENUA”, el ombligo del mundo. Según su leyenda, fue traída por Hotu Matua ‘a en su peregrinación a la isla. La esfera de piedra, al igual que las de Nueva Zelanda, tiene carga magnética.

Esfera de Isla de Pascua

Esfera de Isla de Pascua

La escritura rongorongo

La escritura rongorongo representa todo un misterio, pues todavía no ha logrado ser descifrada. Está escrita en madera, de distintas formas y tamaños, y en ellas se pueden apreciar una infinidad de símbolos de lado a lado, sin que aun se haya podido determinar siquiera desde que extremo deben comenzar a leerse.
Rongo rongo

Rongo rongo

La escritura rongo-rongo es pictográfica, aunque algunos caracteres ya están estilizados, pudiendo reconocerse fácilmente figuras humanas, pájaros, peces, tortugas y anzuelos. Algunos han querido ver una conexión entre ciertos petroglifos y las figuras del rongo-rongo.

Escritura y petroglifos

Escritura y petroglifos

Al igual que su contenido, su origen también es un misterio ya que las similitudes con el sistema pictográfico proto-índico del valle del Indo son más que evidentes:

Rongo-Rongo y el Proto-Indo

Rongo-rongo y el Proto-índico

Video:

Anuncios

Una respuesta a “Rapa Nui – Isla de Pascua

  1. Menos mal que la Wikipedia nos da la solución a tan tremenda casualidad entre los símbolos rongo rongo y los porto-índicos: “Cabe mencionar que hoy en día esa correlación aparente ha sido descartada por muchos investigadores (Métraux, Guy, Fischer, Facchetti, Parpola, Sproat, Robinson) y ha llegado a ser algo anecdótico en la historia del desciframiento arqueológico de los kohau rongo rongo. Considerando la distancia geográfica y el factor tiempo que separan los símbolos gráficos o pictográficos de la ‘escritura’ del Indo y los signos de los kohau rongo rongo de Rapa Nui, resulta dificilísimo, por no decir vano, establecer una conexión significante entre ambos, más allá de sus apariencias”. Resumiendo: está ante nuestros ojos, pero como no encaja con lo establecido no puede ser. Es una tremenda casualidad. Otra más. Y dicen que son científicos… pobre ciencia.
    Enhorabuena por el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s