Sargón de Acad y Moisés

Sargón de Acad, también conocido como Sargón el Grande (2270 AEC – 2215 AEC, según la cronología corta; 2334 AEC – 2279 AEC según la larga) fue el creador del primer imperio registrado en la historia de la humanidad, el Imperio Acadio. Paradógicamente, desconocemos el nombre verdadero de este soberano, pues “Sargón” proviene del término acadio “Sharrum-kin“, que significa “rey verdadero”.

Este nombre, probablemente autoimpuesto, sugiere que su nombre no es sino un intento de legitimar su poder el cual lo obtuvo usurpándoselo a otro soberano. Sargón fue funcionario de Kish y se apoderó del trono de aquella ciudad-estado al derrocar a Lugalzaggesi, otro usurpador del trono.

Sargón de Acad

Sargón era de origen semita, grupo étnico que desde 3000 AEC había ido asentándose entre los sumerios por toda Mesopotamia, arraigándose profundamente en la región de Kish. Si bien los sumerios, arribados en tiempos neolíticos desde algún punto nororiental, fueron perdiendo su mayoría en la región, no hay muestras de que estas migraciones se produjesen de forma traumática, sino que los hechos hablan más bien de una sociedad mixta. Kish se convertiría de esta forma en una zona de convivencia de amas culturas, que con el paso del tiempo terminaría por semitizarse.

El imperio de Sargón se extendía desde Elam hasta el mar Mediterráneo incluyendo la región de los ríos Tigris y Éufrates, partes de las modernas Irán, Siria y posiblemente partes de la actual Turquía. Su capital fue Acadia (conocida también como Acad o Agadé) la cual fundó hacia el 2340 AEC, en las proximidades de Kish, posiblemente al norte. Su localización aún no ha sido determinada por los arqueólogos – es la única gran ciudad real mesopotámica cuyo emplazamiento todavía permanece sin identificar – aunque se especula que podría haber estado hacia la confluencia de los ríos Diyala y Tigris, en las afueras del actual Bagdad.

Los motivos de la fundación de Agadé no están claros, es probable que Sargón se rebelase contra su señor en Kish y decidiese establecer un nuevo centro de operaciones, desde donde proyectar su imperio. Es posible que el nombre Agadé provenga del sumerio AGA.DÈ, cuyo significado es “Corona de fuego” en alusión a Ishtar, la diosa brillante, cuyo culto ha sido observado en las primeras etapas de Agadé.

La ciudad de Acad también es mencionada por primera vez en el Antiguo Testamento, en el Génesis, donde se menciona que fue fundada por Nemrod, el mismo al que atribuye la fundación de Babilonia y de Erek (Uruk) en la tierra de Sinar (Sumeria).

Gén.10.8/10. Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová. Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad y Calne, en la tierra de Sinar.

Ubicación de

Mapa del imperio Acadio

En diversas inscripciones de Sargón no puede dejar de notarse el énfasis puesto en su conquista de las ciudades sumerias, como puede observarse en las dos fuentes siguientes:

(II 1-28) Sargón, rey de Akkad, el comisario de Inana, el rey de Kish, el ungido de Anum, el rey del País, el vicario de Enlil, venció a la ciudad de Uruk y destruyó su muralla. Él desafió a Uruk en una batalla e hizo prisionero a Lugal-zage-si, el rey de Uruk, en el curso de la batalla; lo trajo en una picota a la puerta de Enlil.
(II 29-63) Sargón, el rey de Akkad, desafió a Ur en una batalla y venció a la ciudad y destruyó su muralla. El venció a E-Nin-kimara y destruyó su muralla y venció al país y a Lagash hasta el mar. Él lavó sus armas en el mar. Él desafió a Umma en una batalla y venció a la ciudad y destruyo su muralla.
(IV 1-34) A Sargón, el rey del País, Enlil no le dio rival; Enlil le dio el Mar Superior y el Mar Inferior. Desde el Mar Inferior, los súbditos de Akkad detentaban los gobiernos. Mari y el Elam estaban ante Sargón, el rey del País. Sargón, el rey del País, restauró Kish y les recuperó la ciudad.
(VI 1-16) Sargón rey de Kish, ganó 34 batallas; el destruyó las murallas hasta el orilla del mar. Él amarró al muelle de Akkad los barcos de Meluhha, los barcos de Magan y los barcos de Tilmun.
(VI 17-35) Sargón, el rey, se prosternó en ruego en Tuttul ante Dagān. Dagān le dio el país superior: Mari, Yarmuti, Ibla, hasta el Bosque de Cedros y los Montes de Plata.

Estas inscripciones muestran claramente una nueva conciencia de la significación del poder y su expansión en el espacio. En primer lugar se mencionan las ciudades sumerias (Uruk, Ur, Lagash y Umma); Sargón dice restaurar Kish y toma el nombre de “rey de Kish”, ciudad llave de los dos ámbitos diferenciados de predomino etnolingüístico.

Sargón asentó su imperio sobre las bases de un nuevo concepto de sucesión dinástica y de legitimidad divina centrados en una familia real particular. Promovió una política de entendimiento entre las etnias semita y sumeria, designó el sumerio como lengua oficial junto con el acadio y mantuvo a varios jefes sumerios en sus cargos. La propiedad privada, el comercio y las artes conocieron un gran momento de esplendor durante su reinado.

A partir de la creación del imperio acadio, la esencia de la cultura y la ideología política seguiría centrada en el concepto de una sola ciudad dominadora. El rey sería ante todo “rey de Acad”, además del tradicional título de “rey de Kish”, lo que poseía un prestigio y una carga simbólica de poder absoluto, asimilándolo al de “rey de todo el mundo” o “rey de las cuatro regiones”, y que siguió usándose aún cuando esta ciudad-estado ya había perdido su supremacía. Este es el modelo político que dominó Mesopotamia durante los 500 años siguientes, los reyes de épocas posteriores considerarían el imperio de Akad el principal ejemplo de los logros que podía obtener una ciudad imponiendo su control sobre los demás.

Sargón murió alrededor de 2215 AEC, y sus súbditos no tardaron en rebelarse al enterarse de la muerte de su rey. La mayoría de las revueltas fueron reprimidas por su hijo y sucesor Rimush, que reinó durante los siguientes 9 años y su nieto Naram Sim restableció el orden y emprendió nuevas campañas hacia Arabia y Persia.

Tablilla con la autobiografía de Sargón

Dos tablillas neoasirias (siglo VII AEC) y otra neobabilonia hacen referencia a una supuesta autobiografía de Sargón, quien cuenta su primera infancia de la siguiente forma (texto reconstruido sobre la base de las tres tablillas):

“Yo soy Sargón, el rey poderoso, el rey de Acad. Mi madre fue gran sacerdotisa [sugerimos prostituta sagrada] y no conocí a mi padre [un texto de la Dinastía de Isín, 2000-1817, llama Laibuum al padre de Sargón]. Los hermanos de mi padre [los semitas] eran de las colinas [la zona de Amurru, probablemente]. Mi ciudad es Azupiranu [“la del azafrán”], en las riberas del Éufrates. Mi madre, gran sacerdotisa, me concibió y me dio a luz en secreto. Me puso en un cesto de juncos y selló con betún sus aberturas. Me puso en el río, que no se alzó contra mí. El río me llevó hasta Akki, el escanciador del agua. Akki, el escanciador del agua, me sacó cuando hundía su cubo en el río. Akki, el escanciador de agua, me adoptó como hijo suyo y me crió. Akki, el escanciador de agua, me designó su jardinero. Siendo jardinero, Ishtar me otorgó su amor [A Ishtar, la Inanna sumeria, le placen los jardineros, como señala el Poema de Gilgamesh]. Y así fue como ejercí la realeza durante cincuenta y seis años. Goberné y regí al pueblo de los cabezas negras [sumerios] …”

Otros textos antiguos derivados de cuentos populares, atribuyen a Sargón unos orígenes distintos: su padre era un cultivador de dátiles, y llegó no se sabe como a la corte de Urzubaba, rey de Kish, Sargón fue ascendiendo a su servicio hasta convertirse en copero real. Por motivos desconocidos, los dioses decretaron la ruina de su amo y pese a las maquinaciones de Urzubaba, Sargón se convirtió en rey, fundó una ciudad y gobernó “el mundo”.

La historia del origen de Sargón presenta un evidente paralelismo con la de Moisés (capítulo 2 del Éxodo):

2:1/10 Un varón de la familia de Leví fue y tomó por mujer a una hija de Leví, la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses. Pero no pudiendo ocultarle más tiempo, tomó una canasta de juncos y la calafateó con asfalto y brea, y colocó en ella al niño y lo puso entre el carrizal a la orilla del río. Y una hermana suya se puso a lo lejos, para ver lo que le acontecería. Y la hija de Faraón descendió a lavarse al río, y paseándose sus doncellas por la ribera del río, vio la canasta en el carrizal, y envió una criada suya a que lo tomase. Y cuando la abrió, vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendo compasión de él, dijo: De los niños de los hebreos es éste. Entonces su hermana dijo a la hija de Faraón: ¿Iré a llamarte una nodriza de las hebreas, para que te críe este niño? Y la hija de Faraón respondió: Ve. Entonces fue la doncella, y llamó a la madre del niño, a la cual dijo la hija de Faraón: Lleva a este niño y críamelo, y yo te lo pagaré. Y la mujer tomó al niño y lo crió. Y cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, la cual lo adptó, y le puso por nombre Moisés [hebreo Mosheh], diciendo: Porque de las aguas lo saqué [hebreo mashah].

De acuerdo a estos textos, Sargón y Moisés comparten las siguientes particularidades:

  • Su madre lo dio a luz en secreto
  • Lo colocó en una cesta de juncos sellada con betún y la dejó en el río
  • Una persona encuentra la cesta y lo saca del río
  • Lo adopta y lo cría
  • Con el transcurso del tiempo se convierte en un líder de su pueblo

Pero más allá de la similitud del texto hay otro factor, quizás más relevante aún, y es que Sargón era un semita que se levantó ante la autoridad sumeria, y Moisés era un semita que se levantó ante la autoridad egipcia.

Coincidencia? influencia? O sea quizás una forma alegórica antigua para describir a alguien que se hizo a sí mismo, y que proviniendo de un origen muy humilde pudo lograr llegar a lo más alto de la escala política/social?

Anuncios

4 Respuestas a “Sargón de Acad y Moisés

  1. Sargón…..Rey de Kish, ahora comprendemos el nombre de tu Web 😉
    Excelente artículo como siempre, muy curiosa las coincidencias entre Sargón y Moisés

  2. A más lectura fascinante, más ansias de saber…. Perfecto artículo, muy elaborado y sintético, como debe ser ¡¡¡¡

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s